Desde París con amor

Cultura · Juan Orellana
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 0
14 abril 2010
Una producción de Luc Besson, dirigida por Pierre Morel, es el marco ideal para un despliegue de escenas de acción y tiros sin cuartel, de la mano de un John Travolta y con la compañía de  Jonathan Rhys Meyers. La película es cine de género puro y duro y bebe de un tema ya recurrente: ¿Qué están dispuestos a hacer los norteamericanos para defenderse del terrorismo islámico? La respuesta resulta obvia: todo lo que haga falta.

El agente Waz encarna este "todo vale" y "el fin justifica los medios". Su académico compañero, Reece, con carrera diplomática, representa la preocupación moral y legal. La película podría querer decirnos que ambas realidades deben ir de la mano en la lucha contra el terrorismo, lo cual no deja de ser inaceptable desde una perspectiva ética.

La película da lo que promete: patadas, persecuciones aparatosas, explosiones, ensalada de tiros, más las clásicas sentencias solemnes destinadas a regocijar al público. No hay más. Los actores están bien, la dirección es correcta, pero la propuesta tiene muy corto recorrido, y eso sin reparar en que la cinta es un alegato a favor de los crímenes de Estado. Aunque quizá decir eso sea dar demasiada importancia a la película.

Noticias relacionadas

Dostoyevski y la belleza que salva
Cultura · Adriano Dell'Asta
“La belleza salvará al mundo”. Este aforismo de Dostoyevski se ha repetido tantas veces que casi suena aburrido, y sobre todo corre el riesgo de resultar fuera de tono e inaceptablemente simplista en tiempos tan duros como estos. ...
19 enero 2022 | Me gusta 1
Epifanías en la villa miseria
Cultura · Lucio Brunelli
En relación con el número de habitantes, Argentina ha tenido más muertos por covid que Italia e incluso que Brasil. Más de cien mil víctimas –y siguen aumentando– en una población de 44 millones de habitantes. ...
14 enero 2022 | Me gusta 2
La ciudad armoniosa
Cultura · Jesús de Alba
Leer a Péguy es siempre una sorpresa. Corrige las imposturas. Para Péguy cada individuo es un sujeto cívico, capax civitatis, un ciudadano, un conciudadano. Todo ciudadano debería ser considerado como "próximo", pŕójimo, sin que hubiera ningún exiliado o excluido de la "ciudad armoniosa", de...
12 enero 2022 | Me gusta 2
Raíces invertidas en la identidad cristiana
Cultura · Adrien Candiard
Utilizando una imagen platónica, san Alberto Magno dice en alguna parte que el cristiano es un árbol cuyas raíces se hunden en el cielo. Esta imagen un tanto paradójica destaca un aspecto esencial: si bien es cierto que existe una identidad propiamente cristiana, esta hunde sus raíces más en...
31 diciembre 2021 | Me gusta 6