Déficit autonómico: ¿Por qué no la subsidiariedad?

Mundo · M. Medina
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 0
8 junio 2011
Este lunes Mariano Rajoy en su intervención ante la Junta Directiva Nacional del PP, que se emite en abierto y que es en realidad un monólogo político, ofreció discutir a "calzón quitado" sobre el déficit y la deuda de las Comunidades Autónomas al Gobierno. Veníamos de la bronca del fin de semana, de la denuncia por parte del PP de que no había dinero para pagar a los funcionarios en Castilla-La Mancha. Una forma de marcar paquete -no muy elegante-, de avisar de que no hay dinero para nada. Tampoco ha sido elegante lo de que Barreda se haya puesto a destruir documentos y a decir que no facilitaba el traspaso de poderes.

Pero donde está la miga es en un déficit y una deuda de las Comunidades Autónomas descontrolados sin perro que les ladre. Los datos, ofrecidos por la ministra Salgado el 31 de mayo, mostraban que en el primer trimestre del año sólo la mitad de los Gobiernos autonómicos tienen controlado el déficit para terminar el año en el 1,3 por ciento de déficit, que es el objetivo establecido. La propuesta de una auditoría por parte del PP supone denunciar que no se fía de los datos del Banco de España y de la Intervención General del Estado.

La gente que sabe de gasto público dice que la Intervención ya no es lo que era. El problema son las facturas no computadas. Déficit oculto e incumplimiento de la Ley de Estabilidad Presupuestaria de 2001 aprobada por Aznar. El PP ofrecía diálogo después de haber sacado pecho, primera muestra de su poder autonómico. Ha pedido un Consejo de Política Fiscal y Financiera cuando ya había uno convocado porque quieren llevar la voz cantante, que no se limite el orden del día a las prioridades del Gobierno. ¿Quién le pone el cascabel al gato?

El problema, como apuntaba el informe de Moody´s de este lunes, es que el Gobierno no tiene capacidad para imponer disciplina. Si Cataluña presupuesta un 2,6 por ciento de déficit, ¿quién le dice que no? El gasto disparado de las Comunidades Autónomas no se soluciona eliminando coches oficiales o privatizando televisiones, que no estaría nada mal. El agujero está en el capítulo de personal, en la sanidad y en la educación. Una administración demasiado grande que se empeña en prestar directamente los servicios y que multiplica universidades donde no son necesarias.

Por eso es tan relevante que los "chicos" de AFI, de Emilio Ontiveros, de la "inteligencia" socialdemócrata, escribieran en El País un artículo en el que apostaban por una nueva forma de prestar servicios públicos no directamente gestionados por la Administración. "Las administraciones públicas que vienen" (http://www.elpais.com/articulo/opinion/Administraciones/publicas/vienen/elpepiopi/20110601elpepiopi_14/Tes) se titulaba la pieza firmada por César Cantalapiedra y José A. Herce. ¿Por qué no la subsidiariedad?

Noticias relacionadas

En el mundo irreal de Putin, cualquier mentira vale
Mundo · Adriano dell'Asta
En los días que siguieron a la invasión de Ucrania se planteó muchas veces el tema de su posible justificación, una cuestión incluida en el orden del día por el mismo Putin, con una relectura de la historia que tiene unas características digamos que un poco fantasiosas pero que permiten sin...
24 mayo 2022 | Me gusta 0
El voto y la rabia
Mundo · Javier Folgado
Europa ha suspirado aliviada ante la victoria de Macron en Francia ante las dudas que suponía el europeísmo de Le Pen en un contexto marcado por la amenaza rusa. ...
11 mayo 2022 | Me gusta 2
Una lección desde Ucrania
Mundo · Giorgio Vittadini
Primero la crisis financiera, luego el peligro del terrorismo, después el Covid-19 y ahora, cuando la pandemia parecía menos agresiva, la guerra. Parece que los desastres colectivos nunca tienen fin, y traen una sensación de derrota casi inevitable....
5 mayo 2022 | Me gusta 3
Francia y el sentido posmoderno
Mundo · Ángel Satué
En la primera vuelta de las elecciones presidenciales francesas se palpa el sentir de la Nación francesa. Las primeras preferencias del ciudadano francés. En la segunda vuelta, en cambio, se piensa en términos de mal menor, algo no muy de la diosa Razón pero que coloca presidentes en el Elíseo....
22 abril 2022 | Me gusta 4