Cristóbal Colón vuelve a ´prisión´ en Buenos Aires

Mundo · Arturo Illia
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 172
2 julio 2015
Destino extraño el suyo: loado como descubridor de América y al mismo tiempo denigrado por su complicidad en el exterminio de las poblaciones indígenas, el pobre Cristóbal Colón, que ya conoció la prisión en vida, a pesar del inmenso servicio prestado a la Corona de España, sigue siendo objeto de una persecución que supera la ignorancia y paga las consecuencias. 

Destino extraño el suyo: loado como descubridor de América y al mismo tiempo denigrado por su complicidad en el exterminio de las poblaciones indígenas, el pobre Cristóbal Colón, que ya conoció la prisión en vida, a pesar del inmenso servicio prestado a la Corona de España, sigue siendo objeto de una persecución que supera la ignorancia y paga las consecuencias. Por toda América Latina se alzan importantes monumentos dedicados a él, pero el de Buenos Aires, justo enfrente de la Casa Rosada (sede presidencial) tiene una historia que le une directamente con Italia, pues fue un regalo que la comunidad italiana le hizo a Argentina.

La obra, encargada al escultor florentino Arnoldo Zocchi para celebrar el centenario del nacimiento de Argentina, en 1915, se realizó con retraso debido a la Gran Guerra, y finalmente se inauguró el 15 de junio de 1921. Con sus 25 metros de altura, constituye uno de los monumentos más importantes del continente y también de mayor valor artístico, no sólo por el mármol de Carrara del que está hecho sino también por su estilo claramente neoclásico.

En 2008 se tomó la decisión de restaurarlo por parte del ayuntamiento de Buenos Aires, propietario de la estatua, pero en 2013 la presidenta argentina Cristina Kirchner decidió retirarla para sustituirla por la de la heroína Juana Azorduy de Padilla, por la que el presidente boliviano Evo Morales hizo una donación de un millón de dólares. Los restos del pobre Colón se repartieron en un jardín detrás de la Rosada, en una zona rodeada por una larga y altísima alambrada que, en la práctica, lo encarcela otra vez.

La comunidad italiana, y algunos más, organiza periódicamente manifestaciones (la última a finales de junio) para preservar la obra y protestar contra los muchos abusos cometidos a lo largo de esta historia. En primer lugar, porque definir a un personaje del siglo XIV con el título de “genocida como Videla” (uno de los jefes de la tristemente famosa junta militar de los años 70) denota un índice de ignorancia notable. Segundo, porque el Estado expropia así de hecho el monumento. Y por último, y no menos importante, porque la estatua forma parte del patrimonio histórico nacional, cuyo origen se ha encontrado en una caja donde el contenido parece ser un archivo histórico en memoria de la emigración.

Otra perla de la Argentina actual reside en el hecho de que la tradicional conmemoración del 12 de octubre, donde desde siempre una representación de la comunidad italiana deposita una corona de flores para celebrar el descubrimiento de América, fue reprimida por la policía como si se tratase de una reunión clandestina. De hecho, los organizadores fueron llevados a la Casa Rosada detenidos para interrogarles por el motivo de la manifestación.

Sobre esos restos que hoy siguen en el mismo punto se ha consumado un proceso y varios intentos de acuerdo entre el gobierno y el ayuntamiento de Buenos Aires, y al final parece que el monumento será trasladado ante el aeropuerto Jorge Newbery. Pero todavía el pobre Cristóbal se estará preguntando qué mal habrá hecho para volver a prisión, hecho pedazos, después de cinco siglos.

Noticias relacionadas

El “regalo” que una generación de jóvenes pide a la política
Mundo · Filippo Campiotti
Esta carta se publicó originalmente en Il Sussidiario el 23 de marzo. Es la carta de un joven ingeniero que propone una nueva forma de hacer política. Aunque se refiere a la política italiana, lo que dice es muy pertinente también para la política española....
6 abril 2021 | Me gusta 3
El realismo de la fraternidad
Mundo · Michele Brignone
La visita del Papa a Iraq ha sido una inyección de esperanza para una población probada durante décadas de guerra. Frente a los males del país, Francisco ha señalado el camino del desarme de los corazones...
24 marzo 2021 | Me gusta 3
El Papa y el islam. Tres pilares de un magisterio
Mundo · Andrea Tornielli
Un hilo conductor une los discursos de Bakú, El Cairo y Ur, señalando la necesidad de una auténtica religiosidad para adorar a Dios y amar a los hermanos, y de un compromiso concreto por la justicia y la paz...
21 marzo 2021 | Me gusta 2
Hablarse de corazón a corazón
Mundo · Giovanna Parravicini
La historia favorece un tiempo nuevo, sobre todo en el diálogo interreligioso. Un tiempo de encuentros donde se puede hablar de corazón a corazón...
5 marzo 2021 | Me gusta 3