Constitucional nos gusta

España · F.H.
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 77
24 febrero 2016
Podemos se enfada y rompe las negociones con el PSOE. A lo mejor, a lo peor para ellos, en algún momento se creyeron que el documento imposible que presentaron para provocar nuevas elecciones tenía alguna posibilidad de servir de fundamento para un Gobierno real. Con sus 96.000 millones de aumento de gasto, con su subida descomunal de impuestos, con su referéndum catalán, con su CNI para Pablo Iglesias y, por supuesto, con dos huevos duros. En cualquier caso, buena noticia.

Podemos se enfada y rompe las negociones con el PSOE. A lo mejor, a lo peor para ellos, en algún momento se creyeron que el documento imposible que presentaron para provocar nuevas elecciones tenía alguna posibilidad de servir de fundamento para un Gobierno real. Con sus 96.000 millones de aumento de gasto, con su subida descomunal de impuestos, con su referéndum catalán, con su CNI para Pablo Iglesias y, por supuesto, con dos huevos duros. En cualquier caso, buena noticia.

La cosa de Sánchez no va de conseguir la investidura. Salvo extrañísima carambola no habrá abstención del PP. Salvo improbable conjunción de los astros, de momento felizmente descartada, era muy difícil sumar abstenciones y votos positivos de Podemos, sus confluencias, lo que queda de IU, PNV e independentistas catalanes. La cosa de Sánchez va de dónde se sitúa el PSOE ahora que el partido de Pablo Iglesias le disputa el espacio. Y el acuerdo con Ciudadanos lo ha dejado plenamente constitucional, olvidado de los disparates secesionistas, racionalmente europeo y realista en economía. En onda felipista. Ni tan mal. No vale poner el grito en cielo cuando los socialistas son zapateristas o tiran al monte y encoger el gesto cuando vuelven a la ortodoxia socialdemócrata.

Lo firmado con el partido de Rivera no es un acuerdo de legislatura. Ya lo sabemos. Son cuatro asuntos interesantes, pero muy limitados, que permiten escenificar la sintonía en torno a la Constitución del 78. Pues eso. Y ahora a seguir barajando. Que si esto ha sido posible, a lo mejor también se encuentra una fórmula para que el compromiso sea a tres. Si se consigue, bien empleado habrá estado el tiempo sin Gobierno o incluso el que requieran unas nuevas elecciones. Constitucional nos gusta la izquierda.

Noticias relacionadas

Saber sumar
España · Gonzalo Mateos
Hace unos días Yolanda Díaz presentó en las Naves del Matadero Sumar, su nuevo proyecto político. “Hoy impulsamos un movimiento ciudadano en el que el protagonismo es vuestro, sois vosotros los que vais a sumar. Esto no va de partidos, no va de siglas, va de pensar un país mejor (…)....
15 julio 2022 | Me gusta 5
¡Pim! ¡Pam! ¡Pum!
España · Gonzalo Mateos
Desmontemos dos mitos que en España se toman por axiomas. El primero es que en educación es imposible llegar a acuerdos. No es cierto, los vemos alcanzar casi a diario. ...
22 junio 2022 | Me gusta 5
Coalición vs colisión
España · Gonzalo Mateos
Aunque nos parezca extraño, lo normal es la coalición. Recuerdo la cara de asombro de mis amigos europeos cuando en una cena les dije que en España nos había costado cuarenta años de democracia lograr tener un primer gobierno nacional de más de un partido. ...
25 mayo 2022 | Me gusta 6