¿Cómo será el presidente Obama con los hispanos?

Mundo · Damian Bacich (California)
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 0
28 octubre 2008
Con las encuestas más recientes registrando una ventaja cada vez mayor para Barack Obama y la mayoría de la prensa de Washington prácticamente garantizando una victoria para el candidato presidencial demócrata, los votantes hispanos en los EE.UU. se encuentran preguntándose: ¿cómo será una presidencia de Obama?

Históricamente los latinos en EE.UU han sido un electorado democráta sólido: al igual que muchos grupos de inmigrantes en el siglo XX, los vínculos del los hispanos con la clase obrera en general y con la iglesia católica los han llevado a apoyar al partido de John F. Kennedy y Bill Clinton. En los últimos años la cuestión de la inmigración abordada en términos de "seguridad fronteriza" por parte de los republicanos ha impulsado aún más a los votantes hispanos hacia el lado demócrata. Y mientras que muchos católicos en las últimas décadas empezaban a apoyar al Partido Republicano merced a su postura más conservadora en cuestiones sociales como son el aborto y las células madre, los hispanos, como grupo, mantenían su fidelidad tradicional basada en cuestiones económicas.

Este dato ha significado un alto grado de apoyo entre la comunidad hispana a la candidatura de Hillary Clinton. Muchos hispanos, especialmente los inmigrantes más recientes, vieron en Hillary Clinton una candidata preocupada con las dificultades de los  trabajadores de salario bajo en general, y los inmigrantes en particular. Con la desaparición de su candidatura y la subida del senador Barack Obama a la cabeza del partido, muchos latinos de EE.UU. se encuentran con sentimientos enfrentados. Por un lado, la lealtad a la causa demócrata entre los hispanos genera una simpatía natural hacia Obama, candidato elegido del partido. Por otro lado, algunos votantes hispanos creen que el entusiasmo del senador Obama por la reforma de la inmigración y los derechos de los inmigrantes ha sido poco evidente. "Obama me cae bien, pero todavía no le he visto muy comprometido con la cuestión de la inmigración", afirma Lucian Ordoñez de Palmdale, California, que vino a los EE.UU. desde El Salvador hace veinte años. Otros, especialmente los propietarios de pequeñas empresas, desconfían de las promesas de campaña que parecen apuntar a impuestos más altos para los pequeños empresarios. "Quiero permanecer en el negocio, pero no sé qué va a pasar si me suben los impuestos", declara Miguel López de San Francisco, oriundo de Guatemala.

Sin embargo, cómo una presidencia Obama afectará a los hispanos, quienes, a pesar de las apariencias, no constituyen un grupo homogéneo de intereses, todavía no está claro. Aquí van algunas posibilidades. Es  probable que el gobernador de Nuevo México, Bill Richardson, mexico-americano criado en la Ciudad de México y partidario entusiasta de la campaña de Obama, reciba un cargo bastante alto en el gabinete presidencial, lo que garantiza una voz latina favorable a los derechos de los inmigrantes en la Casa Blanca. La plataforma Obama está destinada a proporcionar ayuda económica y socorro a los hogares de bajos ingresos, una categoría en la que se encuentran muchas familias hispanas de EE.UU. Muchas de estas iniciativas serán aprobadas por el Congreso mayoritariamente demócrata. 

Obama se ha comprometido a proporcionar más ayuda financiera para estudiantes que planean asistir a la universidad, otro tema muy importante para los latinos, para quienes la educación es vista como un camino a un mejor nivel de vida. Lo más probable es que la agenda social reinante en un Partido Demócrata que controla los poderes legislativo y ejecutivo del Gobierno llevará a una serie de iniciativas que van en contra de los valores tradicionales de la familia y la fe común en los hogares latinos, especialmente en relación con el apoyo a las uniones homosexuales y la ampliación de los derechos al aborto, así como un mayor apoyo para la eutanasia. Hasta ahora, estas cuestiones no han tenido mucha resonancia con los inmigrantes, que se centraron en la supervivencia económica, pero sin duda tendrán un efecto sobre la vida de la unidad familiar, que sigue siendo una institución central en la comunidad hispana.

Noticias relacionadas

Paladas de ceniza
Mundo · Fernando de Haro
El trabajo de la misión de la OMS en China para conocer los orígenes del virus nos indica hacia dónde vamos. La misión llegó más de un año después de que todo hubiese empezado. Sus miembros solo pudieron realizar las visitas que les había programado el Gobierno. ...
15 febrero 2021 | Me gusta 5
Ramy Essam, el megáfono de la revolución egipcia
Mundo · Riccardo Paredi
Hace diez años, el 25 de enero de 2011, un joven egipcio de 23 años llamado Ramy Essam salió a la plaza de Tahrir junto a millones de compatriotas pidiendo “pan, libertad y dignidad”. ¿Qué le diferenciaba del resto de manifestantes? Su guitarra y su voz. ...
29 enero 2021 | Me gusta 2
Una ayuda para levantarnos
Mundo · Francisco Medina
El pasado 31 de diciembre se publicó en el Boletín Oficial del Estado un Real Decreto-Ley (el Real Decreto-Ley 36/2020, de 30 de diciembre), conteniendo una serie de medidas destinadas, en principio, a la ejecución del llamado Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, así como a la...
15 enero 2021 | Me gusta 4
Cuando “muere” la verdad, solo vale una presencia
Mundo · Luca Doninelli
Leo siempre con gran interés los editoriales de Páginas Digital y me ha llamado mucho la atención el de esta semana, “En el Capitolio el fin de un mundo”, que tal vez merecería un verbo en el título para quitar de la cabeza al lector la idea de que en el Capitolio solo se haya acabado “un...
15 enero 2021 | Me gusta 2