Colombia opta por la paz y la libertad

Mundo · Pedro Fernández Barbadillo
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 0
21 junio 2010
Mucho nos jugábamos todos los hispanos en las elecciones presidenciales de Colombia. Las encuestas hechas en abril y marzo daban como ganador al extravagante y progre Antanas Mockus, un hombre que se definió como superfluo en Finlandia pero imprescindible en Colombia. Por fortuna, se volvieron a equivocar.

¿Por qué los encuestadores no se buscan un trabajo honrado? En la primera vuelta, Mockus se hundió y sacó sólo un 21%; y en la segunda Juan Manuel Santos, ex ministro del presidente Álvaro Uribe y candidato del Partido Social de la Unidad Nacional, ha conseguido nueve millones de votos, la mayor cifra de papeletas registrada hasta ahora en Colombia por un candidato. El dictador de Venezuela, Hugo Chávez, advirtió a los colombianos que se atuviesen a las consecuencias si elegían a Santos; ahora tendrá que tragarse sus palabras.

Santos, vástago de una familia poderosa e influyente en el Partido Liberal, fue ministro de Comercio Exterior y de Hacienda con anteriores presidentes. Como muchos liberales, en 2004 deja su partido y pasa al movimiento del también antiguo liberal Álvaro Uribe. Entre 2006 y 2009 fue ministro de Defensa y bajo su mandato las Fuerzas Armadas colombianas propinaron algunos de los golpes más duros que han sufrido las narco-guerrillas de las FARC.

Entre las dos vueltas, Santos trenzó alianzas con los principales partidos presentes en el Parlamento, con lo que el nuevo presidente dispondrá de una mayoría holgada. Así, podrá seguir aplicando la política antiterrorista, policial y económica que ha permitido el crecimiento en los ocho años de Uribe. Con unas FARC disminuidas y una delincuencia común en retroceso, cabe esperar que prosiga la reducción de la pobreza y que Colombia se mantenga en el lado de la libertad.

Desde hace casi un año, el eje bolivariano La Habana-Caracas no hace más que sufrir derrotas: la deposición de Manuel Zelaya, que quería subvertir la Constitución de Honduras, las elecciones en Chile ganadas por Sebastián Piñera, las elecciones presidenciales y legislativas en Honduras, y ahora la descomunal victoria del heredero de Álvaro Uribe en Colombia. En octubre, se celebrarán elecciones presidenciales en la gran potencia económica y militar del sur de México, Brasil, y encabeza todas las encuestas el candidato del partido rival de Lula da Silva, José Santos. Sí, un mal año. Malas noticias para los Castro, Hugo Chávez y Evo Morales.

Pedro Fernández Barbadillo es analista para Iberoamérica del Grupo de Estudios Estratégicos

Noticias relacionadas

El voto y la rabia
Mundo · Javier Folgado
Europa ha suspirado aliviada ante la victoria de Macron en Francia ante las dudas que suponía el europeísmo de Le Pen en un contexto marcado por la amenaza rusa. ...
11 mayo 2022 | Me gusta 2
Una lección desde Ucrania
Mundo · Giorgio Vittadini
Primero la crisis financiera, luego el peligro del terrorismo, después el Covid-19 y ahora, cuando la pandemia parecía menos agresiva, la guerra. Parece que los desastres colectivos nunca tienen fin, y traen una sensación de derrota casi inevitable....
5 mayo 2022 | Me gusta 3
Francia y el sentido posmoderno
Mundo · Ángel Satué
En la primera vuelta de las elecciones presidenciales francesas se palpa el sentir de la Nación francesa. Las primeras preferencias del ciudadano francés. En la segunda vuelta, en cambio, se piensa en términos de mal menor, algo no muy de la diosa Razón pero que coloca presidentes en el Elíseo....
22 abril 2022 | Me gusta 4
Ver la belleza despierta el corazón
Mundo · Emilia Guarnieri
Estamos hechos para la belleza. ¿Pero con qué ánimo podemos hablar de belleza en medio de la guerra de Ucrania? ¿Qué puede arrancarnos de la nada?...
20 abril 2022 | Me gusta 2