Caso Bildu: la insoportable inquietud institucional

España · M. Medina
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 0
27 abril 2011
Sentimiento de alivio. En algo ha habido política de Estado, la abogacía del Estado ha recurrido todas las listas de Bildu, íntegras. ¿Es ingenuo pensar que ha funcionado el acuerdo del Gobierno y del PP, al menos en esto? Hasta el último momento había sido razonable sospechar que el Ejecutivo iba a impugnar sólo las candidaturas "contaminadas".

El voto particular de los jueces del Supremo en contra de la no inscripción de Sortu hacía sospechar que, pese a las evidencias, la lista B podía colar. Si los jueces cercanos al Gobierno habían puesto pegas a tumbar la lista A era deducible que el Ejecutivo no iba a ser contundente con Bildu. Si en el voto particular se argumentaba que había que valorar el rechazo de ETA por parte de la izquierda abertzale era difícil leer un razonamiento jurídico, la única hermenéutica posible era política. Y es difícil tener una satisfacción completa por el recurso de la abogacía del Estado porque el pasado reciente invita también a interpretarlo como el fruto de un cálculo político.

¡A saber qué habrá llevado a Rubalcaba a ser ahora contundente! Con los precedentes de la última legislatura, con la politización del Supremo, con los jueces del Gobierno y con los jueces contra el Gobierno, todo está dominado por una insoportable inquietud institucional. Y estamos hablando de la lucha contra el terrorismo, quizás la materia en la que más falta hace un Pacto de Estado. Para poner más sombras sobre al sentimiento de alivio queda todavía la decisión del Constitucional. Ya en 2009 el Tribunal Constitucional revocó la ilegalización de Iniciativa Internacionalista decidida por el Supremo, argumentando que "había insuficiencia probatoria". La inquietud de que el Gobierno, a través de la mayoría que controla en el Constitucional, pueda jugar su última carta para no ser todo lo drástico que tiene que ser con la izquierda abertzale es un síntoma claro de baja calidad democrática.

Noticias relacionadas

El estado anímico del votante
España · Javier Folgado
A pesar de todas sus diferencias ideológicas, a María, Jesús, Daniel, Laura les preocupan más o menos las mismas cosas en su día a día....
2 julio 2021 | Me gusta 5
Un perdón real y verdadero genera memoria democrática
España · Francisco Medina
En este mundo en que vivimos, el espacio intermedio en el que cada uno de nosotros hace acto de presencia, inter-accionamos. Ejercemos nuestra posibilidad de actuar, fruto de una decisión nuestra, y podemos generar un mundo más humano… o no. Para bien o para mal, nuestras acciones pueden generar...
1 julio 2021 | Me gusta 5
Nacionalismo, Freud y principio de realidad
España · Ángel Satué
Ser español. Una identidad nacional que es premisa fundamental en mi persona. Verdadera. Compruebo que me corresponde. Como respirar y comer, como amar y soñar. ...
25 junio 2021 | Me gusta 3