Bombas contra coptos: objetivo, el islam que se abre

Mundo · F.H.
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 1.746
10 abril 2017
El Domingo de Ramos es siempre un gran día para los fieles coptos. Acuden desde muy temprano a la catedral de San Marcos de Alejandría. En la verja de entrada hay numerosos vendedores de palmas decoradas, talladas, trenzadas. Este domingo las palmas han sido más que un producto de artesanía, han sido las palmas para los nuevos mártires. Para los que han perdido su vida a las orillas del Mediterráneo, en la ciudad a la que llegó el cristianismo en el primer siglo, y en Tanta. Otra vez las víctimas son gente corriente cuyo único delito es acudir a misa, llevar tatuada la cruz en la muñeca. Otra vez la Iglesia de Egipto vuelve a ser la Iglesia de los mártires.

El Domingo de Ramos es siempre un gran día para los fieles coptos. Acuden desde muy temprano a la catedral de San Marcos de Alejandría. En la verja de entrada hay numerosos vendedores de palmas decoradas, talladas, trenzadas. Este domingo las palmas han sido más que un producto de artesanía, han sido las palmas para los nuevos mártires. Para los que han perdido su vida a las orillas del Mediterráneo, en la ciudad a la que llegó el cristianismo en el primer siglo, y en Tanta. Otra vez las víctimas son gente corriente cuyo único delito es acudir a misa, llevar tatuada la cruz en la muñeca. Otra vez la Iglesia de Egipto vuelve a ser la Iglesia de los mártires.

Y otra vez está el Daesh, ataca a los coptos para desestabilizar al Gobierno. Antes y después de la primavera árabe, los Hermanos Musulmanes atacaron a los cristianos para hacer política, para hacerse con el poder cuando no lo tenían y para afianzarse en él en los escasos meses en los que lo controlaron.

Pero ahora no son los Hermanos Musulmanes sino el Daesh. El ataque de este domingo, con sus cerca de 50 muertos, forma parte del mismo plan que incluye el ataque de diciembre contra la catedral del Cairo y la limpieza étnica que ha obligado a 150 familias a abandonar el Sinaí. En el Sinaí el Daesh ha querido demostrar que tiene capacidad para modificar la demografía. Con los atentados de este domingo y del pasado mes de diciembre el Daesh quiere cambiar el régimen político de Egipto, como hizo en Iraq y en Siria. El objetivo es Al Sisi, el presidente creyente, que apuesta por otro islam. Al Sisi con todas sus limitaciones promueve un islam respetuoso con la minoría cristiana. Al Sisi empuja a Al Azhar, la gran mezquita de referencia del mundo suní, a la condena de la violencia religiosa, al reconocimiento de cierta libertad de conciencia. Al Azhar acaba de celebrar en febrero un gran simposio con el Vaticano sobre la laicidad y la ciudadanía en el mundo musulmán. Por eso, porque Egipto es un hervidero del islam que quiere abrirse a la modernidad, el Papa va a viajar al Cairo. El Daesh mata coptos para impedir cualquier apertura en el islam. Y los coptos, la pobre gente que lleva la cruz tatuada, confiesa su fe ante el mundo. Aclaman ya desde la Jerusalén del cielo. Se les oye con sus palmas: ¡Hosanna!

Noticias relacionadas

Aprender de nuevo a estar juntos
Entrevistas · Nuno da Silva Gonçalves - Simone Sereni
En esta entrevista Marta Cartabia responde a gran variedad de temas: el compromiso personal a nivel académico, la guerra en Ucrania, el futuro de Europa, los retos a los que se enfrenta la Iglesia en nuestro tiempo, los problemas de la juventud o la violencia sobre las mujeres....
23 junio 2024 | Me gusta 1
Israel y Hamas contra el pueblo
Mundo · Mauro Primavera
Guerra y diplomacia se entrecruzan por enésima vez en la larga espiral de crisis que asola Gaza desde hace más de ocho meses: por un lado, los difíciles intentos de los mediadores por alcanzar al menos un alto el fuego y traer a los rehenes a casa; por otro, la campaña militar contra Hamás y...
18 junio 2024 | Me gusta 0
¿Qué futuro para Europa?
Mundo · Ángel Satué
No basta que nos hablen de Europa para ser europeístas, no basta con disfrutar las bondades racionales de la libertad de movimientos de capitales, mercancías y personas. Parece que las 12 estrellas quedan muy altas....
11 junio 2024 | Me gusta 3
Unida en la diversidad, «In varietate concordia»
Mundo · Ángel Satué
Junto con el Brexit y la respuesta al COVID la guerra de Ucrania ha tenido un efecto federalizante, esto es, de compartir soberanía. En el siglo XXI la soberanía de los Estados Miembros se debe de conjugar, por necesidad y algunos, por convicción, en un compartir soberanía de un modo multinivel....
6 junio 2024 | Me gusta 1