Blond, una buena referencia para el cambio en España

Mundo · Fernando de Haro
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 0
19 diciembre 2010
Un desconocido para los españoles. El pensador del que todo británico bien informado habla. El gran asesor de David Cameron y su Big Society. Un provocador, en el sentido más noble de la palabra, en una Europa demasiado vieja en la que casi todos los discursos parecen agotados. Una buena referencia ahora que España cambia de ciclo.

Phillip Blond era hasta hace no mucho un profesor de filosofía y de teología del Sant Martins´s College de Lancaster. De vez en cuando publicaba un artículo en prensa que los chicos del ahora primer ministro británico y el propio primer ministro leían con devoción. En febrero de 2009 publicó un artículo en Prospect magazine titulado "Rise of the Red Tories" (el ascenso de los conservadores rojos – http://www.prospectmagazine.co.uk/2009/02/riseoftheredtories/) con el que empezó a hacer furor. Encendió la polémica. Sus tesis se desarrollaron más ampliamente en un libro que apareció un año después con el título Red Tory: How Left and Right Have Broken Britain and How We Can Fix it (Faber and Faber). Un auténtico manifiesto. En los últimos meses ha puesto en marcha un centro de pensamiento con el sugerente nombre Respublica (http://www.respublica.org.uk/).

Blond era uno de esos típicos adolescentes de izquierda que en los 80 estaba interesando por la justicia social. Un chico de Liverpool, ciudad no precisamente conservadora sino más bien en la onda de la liberación sexual. La experiencia de aquellos años le ha marcado. Pronto se dio cuenta de que sus amigos de izquierda creían en lo mismo que defendían los thatcheristas. Coincidían en postular lo que Blond denomina las "opciones ilimitadas y la libertad personal sin limitaciones". En ese período de su vida nace la convicción de que la izquierda estaba afectada por una gran ceguera. "Sus miembros -explica ahora- no se daban cuenta de que eran, sobre todo, libertarios y que, por eso, crearon las condiciones para la llegada de Thatcher". "Lo que la izquierda no ve y no entiende -añade- es que su carácter libertario es la condición para el desarrollo del liberalismo económico de carácter extremo". El inspirador de Cameron no es menos crítico con la derecha. La derecha sólo está a favor del mercado y la izquierda arrumba todo lo que no sea Estado. Aunque la izquierda y la derecha se pelean, sus planteamientos de fondo son lo mismo. El liberalismo a lo Tactcher es una extensión del liberalismo social de la izquierda. Juntos han aumentado el autoritarismo. Y es que este Blond sostiene que los postulados de la izquierda y de la derecha clásica no son sostenibles. Y no por razones filosóficas sino por razones económicas. Sus tesis se acompañan de estadística: en 1976 la mitad de la población con menos rentas poseía, en el Reino Unido, el 12 por ciento de la riqueza y ahora sólo controla un uno por ciento. En los últimos 40 años los salarios medios de los empleados no se han incrementado y la productividad ha aumentado de forma considerable. A la gente se le ha invitado a consumir más y se han endeudado desesperadamente.

Postula Blond que la salvación de los conservadores no está en el actual liberalismo sino en "una posición radical más liberadora que liberal". Una de las paradojas de este chestertoniano. Está convencido de que hay que rescatar al liberalismo de la versión pervertida y reducida que ha acabado imponiéndose, "una versión que es puro individualismo y que ha acabado por generar las condiciones necesarias para la colectivización de las masas. Ese liberalismo pervertido ha creado la necesidad de un Estado fuerte". Su propuesta de un nuevo conservadurismo la expone en "The Future of Conservatism" (http://www.respublica.org.uk/articles/future-conservatism-0).

¿Cómo salir del la situación creada? El gran problema es que se han destruido las relaciones humanas, relaciones que tienen un valor económico y son fuente de riqueza. Los individuos no pueden crear una sociedad, si se ensalza el individualismo unos terminan por dominar a otros. "La única solución consiste en formar grupos, en recrear aquellas situaciones en las que los individuos se integran en los cuerpos intermedios. Ésta es la clave de la Big Society. El nivel local es fundamental. Quien vive en una gran ciudad vive, en realidad, en una determinada área, y en esa área podemos crear comunidades basadas en intereses comunes: el punto de partida son las personas que se preocupan por el destino de su localidad, de su barrio. La idea central es que las decisiones mejores son aquellas que se toman más cerca de las personas que están más directamente interesadas". De ese modo Blond formula el principio de subsidiariedad como criterio político.

Estas ideas se han concretado recientemente en un estudio publicado con el título "To buy, to bid, to build: Community Rights for an Asset Owning Democracy" (http://www.respublica.org.uk/articles/buy-bid-build-community-rights-asset-owning-democracy). Se presentan casos en los que las inversiones que han ido dirigidas a capitalizar a varias comunidades locales han conseguido resultados efectivos. El dinero dedicado a la creación de negocios locales, a mejorar los servicios en ese ámbito y a resolver las necesidades de vivienda ha sido muy productivo. La colaboración entre las entidades públicas y privadas en la prestación de servicios y los sistemas de concierto y de cheques para los vecinos han surtido efecto. Blond y su equipo defienden que es necesario un profundo cambio cultural que modifique el sistema de servicios públicos. En otro de sus trabajos, The Ownership State (http://www.respublica.org.uk/articles/ownership-state), se continúa una amplia propuesta para reformar este sector. Lo dicho, una excelente referencia para el cambio que llega en España.

Noticias relacionadas

Powell y la polarización española
Mundo · F.H.
En las últimas horas ha muerto el que fuera secretario de Estado de Estados Unidos, Colin Powell. Nacido en Harlem, de padres jamaicanos, creció al sur del Bronx y se graduó en el City College de Nueva York. ...
19 octubre 2021 | Me gusta 1
Tratados, Constitución y cómo evitar un Polexit
Mundo · Miguel de Haro Izquierdo
En el tablero de las relaciones internacionales se diseña y está en juego una importante partida sobre la primacía, a corto y medio plazo, sobre qué región y qué país van a poder dominar el mundo de los negocios, la economía, la cultura, el desarrollo tecnológico, la geopolítica, las...
13 octubre 2021 | Me gusta 4
Elecciones en Alemania. “Willkommen” al futuro
Mundo · Ángel Satué
Cuando pienso en la política alemana, siempre alcanzo a recordar a Helmut Kohl. También me saltan a la memoria Margaret Thatcher, Mitterrand y González, al que el tiempo mejoró. Los cuatro son parte del pasado político de Europa, y piezas fundamentales. ...
1 octubre 2021 | Me gusta 3