Bibiana, hay otras formas de apoyar

España · Roberto de la Cruz
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 0
29 octubre 2009
Las organizaciones promotoras de la manifestación del 17 octubre en contra del aborto han pedido al Gobierno que apruebe un Plan de Ayuda a la Mujer Embarazada. La ministra de Igualdad de momento ha dejado claro que la única ayuda que concibe para ellas es facilitarles el aborto.

La intervención de Bibiana Aído este miércoles en el Congreso demuestra que, una vez perdido el debate científico, jurídico y social, al Ejecutivo ya sólo le queda la defensa ideológica. Una defensa que se ha reducido a la repetición de algunas sentencias y sustantivos que el Ejecutivo ha conseguido vaciar de contenido -entre ellos, sus palabras favoritas, el consenso y el respeto. La discusión con la diputada del PP Sandra Moneo así lo evidenció. La titular de Igualdad demostró con sus palabras que no sabe hacer una lectura de la realidad al margen de la ideología de género.

"En el PP, al menos las mujeres, deberían apoyar, respetar y comprender a quienes por el motivo que sea no quieren o no pueden asumir de manera forzada la gran responsabilidad de la maternidad. Como creo en el consenso, no pierdo la esperanza de que ustedes, como mujeres responsables, se sumen a ello". Con estas declaraciones, la ministra en particular y el Gobierno en general se retratan. En primer lugar, consideran que el drama del aborto es una competencia exclusiva de la mujer, dejando al margen al margen de cualquier consideración al no nacido, al padre y a quienes quieren acompañarla en la dificultad. Para Bibiana, en nombre del derecho a decidir, es preferible dejarla sola ante la dramática decisión.

En segundo lugar, la ministra identifica el apoyo a las mujeres en esta situación con facilitar el aborto. La ecuación para el Ejecutivo es clara: apoyo = aborto. Pero el sentido común y la experiencia de organizaciones que ayudan a mujeres a afrontar cualquier problema derivado del embarazo -económico, sanitario, laboral, psicológico, de vivienda- la dejan en evidencia. Lo han recordado este jueves los organizadores de la manifestación del pasado 17 de octubre. Bibiana Aído no ha destinado ni un solo euro de su ministerio para ayudar a las mujeres embarazadas. Ignora el clamor social vivido en Madrid hace dos semanas. Quizá conocer el trabajo de estas entidades o los testimonios de las mujeres a quienes han auxiliado sería el único modo de abrirle la mente y el corazón. Quizá así comprendería que su forma de ayudar hasta el momento a las mujeres embarazadas es la más desacertada.

Noticias relacionadas

Cataluña puede ser el futuro
España · F.H.
Cansancio y política tribal. Hubo años en que se decía que Cataluña estaba en la vanguardia de Europa y de España. En la vanguardia de la cultura, de la capacidad de emprender, en la vanguardia como sociedad laica, emancipada. Cataluña era el futuro. Quizá en algún tiempo fue verdad. ...
16 febrero 2021 | Me gusta 1
Por una política de mirada amplia y realista
España · Comunió i Alliberament
Por su interés, publicamos el manifiesto que ha emitido el movimiento Comunión y Liberación en Cataluña de cara a las elecciones al parlamento catalán del próximo domingo 14 de febrero...
11 febrero 2021 | Me gusta 1
Votar en pandemia ¿Qué está en juego?
España · Javier Folgado
La Asociación Cultural John Henry Newman ha organizado un encuentro con el escritor Valentí Puig titulado “Votar en pandemia ¿Qué está en juego?” acerca de las próximas elecciones en Cataluña....
11 febrero 2021 | Me gusta 0
Adolescentes en caída libre
España · Costantino Esposito
¿Todavía queda algo que nos pueda sorprender en el guion de nuestra existencia? La mayoría de las veces es más de lo mismo, siempre previsible, y cuando se habla de sorpresas suele tratarse de ciertos “casos” imprevistos de la vida que...
7 enero 2021 | Me gusta 0