Betty Anne Waters

Cultura · Juan Orellana
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 0
12 julio 2011
Esta película cuenta una historia real ocurrida en Massachusetts, cuando Kenny, un padre de familia algo pendenciero, es acusado de un brutal asesinato y condenado a cadena perpetua. Su hermana, Betty Anne, sin estudios, está convencida de su inocencia, y decide graduarse y estudiar Derecho con el fin de demostrar la injusticia cometida contra Kenny. Dieciocho años invirtió en esa batalla, que le arruinó su propio matrimonio y le acarreó incomprensiones y un sinfín de dolores.

Este drama judicial, rodado tras la salida de Kenny de la cárcel, ha contado con el apoyo y asesoramiento de la familia Waters. Betty está interpretada por una descomunal Hilary Swank, y su hermano, por también un brillante Sam Rockwell. Al frente del proyecto está el actor y director televisivo Tony Goldwyn, nieto del mítico Samuel Goldwyn, que demuestra unas formidables dotes para la dirección. Completan el reparto Minnie Driver, que encarna un personaje muy positivo, y la ganadora del Oscar Melissa Leo que, por el contrario, interpreta un personaje repelente.

Este film, además de su interés jurídico, que es enorme, es ante todo una férrea historia fraternal. Dos hermanos, Kenny y Betty, que arrastran una vida dura a causa de su pasado familiar. Familia desestructurada, madre irresponsable, ocho casas de acogida… Por todo esto, los lazos que unen a los hermanos se explican desde el deseo que tienen de ser padre y madre el uno para el otro. Cada uno ha crecido siendo cuidado por el otro. El film es un monumento a la  lealtad, a la sed de justicia, a los lazos familiares, y a la capacidad de darlo todo por los demás. La película es tan brillante y conmovedora como dura e inquietante.

Noticias relacionadas

EncuentroMadrid. Más allá del optimismo, la esperanza
Cultura · Elena Santa María
Decía recientemente J.Á. González Sainz en este periódico que lo llenamos todo de ruido, los bares, las tiendas, las calles… pero “un alma está hecha de preguntas y de voces interiores, y si el alma está ensordecida por el ruido el alma no respira”. ...
15 octubre 2021 | Me gusta 3
Wittgenstein y el sentido de la vida
Cultura · Costantino Esposito
Hace cien años se publicaba su Tractatus logico-philosophicus. El filósofo vienés ponía en el centro de su reflexión el límite o la imposibilidad del decir. Solo cuando se acepta el límite del conocimiento se abre el discurso al Misterio. ...
6 octubre 2021 | Me gusta 2