Berlusconi ante el juez

Mundo · PaginasDigital
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 0
15 febrero 2011
El caso de Berlusconi quizá sea el ejemplo extremo sobre el criterio con que se juzga a la política. Sin duda la virtud privada está relacionada con la virtud pública. Pero hay un modo de valorar la política que es abstracto.

Al representante político se le debe juzgar, sobre todo, por su capacidad para promover el bien del pueblo. Hay políticos con una moral privada dentro de los estándares que están tan aferrados a un proyecto ideológico que destruyen el protagonismo de la sociedad y asfixian la libertad.

Siempre hay que elegir entre los bienes posibles y es menos malo un vicioso manifiesto que un visionario irreprochable dispuesto a modificar los fundamentos de Occidente.

Noticias relacionadas

Netanyahu no sobrevivirá a un acuerdo con Hamás
Mundo · Claudio Fontana-Mauro Primavera
Siguen circulando rumores sobre un posible acuerdo entre Israel y Hamás. La propuesta presentada por los mediadores qataríes, egipcios y estadounidenses consiste en que todos los rehenes que siguen en manos de Hamás sean liberados durante una tregua de seis semanas....
14 febrero 2024 | Me gusta 1