Beppe Grillo demuestra ser tan ´casta´ como aquellos a los que atacó durante años

España · PaginasDigital
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 1.915
3 enero 2017
Beppe Grillo, el carismático (para unos) y estrafalario (para otros) líder del Movimiento Cinque Stelle ha acabado demostrando que su partido es tan ´casta´ como los demás. Tras años (concretamente desde 2007, en que convocó su primero ´V-Day´, mejor no traducirlo) fustigando sin piedad a la clase política italiana, a la que tildaba despectivamente de ´casta´, y al ver más cerca que nunca la presidencia del Consejo de Ministros (desde hace meses su partido lidera las encuestas a pesar de que de momento las elecciones generales no están convocadas), ante el hecho de que la emblemática alcaldía de Roma (a cuyo frente está la dirigente de su partido Virginia Raggi desde junio de este año) está siendo un completo desastre cuando podía constituir la demostración de que su partido estaba preparado para dirigir el país, ha decidido ayudar a una Raggi en apuros y con ´avviso di garanzia´ (acto por el que cual se imputa a un dirigente político en Italia) a la puerta de su despacho. Su gesto de ver la condición de imputado como algo no definitivo para expulsar a alguien de su cargo público ha mandado al rincón del olvido su permanente exigencia de que las imputaciones debían ser condición suficiente para expulsar de la vida pública a cualquier dirigente, perteneciera a la formación política que perteneciera. Veremos cómo digieren sus numerosos seguidores este asunto, pero tengo la impresión de que más de uno va a pensar que, al final, y después de tanto criticar al resto de formaciones políticas, Cinque Stelle es, sencillamente, más de lo mismo. Y es que no todos los políticos son iguales, pero su manera de actuar ciertamente se parece demasiado en algunas ocasiones.

En efecto, tras años gritando en sus manifestaciones la palabra ´onestà, onestà´ (´honestidad, honestidad´), y tras afirmar por activa y por pasiva que cualquier político investigado por la Justicia lo primero que tenía que hacer era dimitir sin esperar a saber si era culpable o no, Grillo había conseguido que los principales dirigentes de su partido le siguieran y se reafirmaran en la misma idea. No hay más que recordar lo que dijo en su momento el napolitano Luigi Di Maio, Vicepresidente de la Camara de Diputados y en este momento principal candidato a encabezar las listas del Movimiento Cinque Stelle en unas futuras elecciones generales cada vez más cercanas. Dijo Di Maio al respecto: ´No estoy a favor de la presunción de inocencia para los políticos. Si uno es indagado, debe dimitir a los cinco minutos. Es lo que piden los electores´.

Claro que todo esto era fácil de decir en un contexto, en el de este partido, que venía a regenerar la política y que no tenía pasado, y ello ciertamente dio sus frutos en su momento, cuando en las elecciones generales de febrero de 2013 se convirtió en la tercera fuerza política, votándole uno de cada cuatro italianos. Pero las cosas han cambiado y ahora Cinque Stelle, tras unos años 2013 y 2014 que le costaron la deserción de un buen grupo tanto de diputados como de senadores, ahora se encuentra en una situación privilegiada: a falta de poco más de un año para que finalice la legislatura, con Renzi retirado a sus cuarteles de gobierno; con un Gobierno dispuesto a abrasarse a causa del saneamiento del sector bancario (lo que seguramente dejará muy tocadas las posibilidades electorales del Partido Democrático y con ello del propio Renzi si se presenta a las primarias y las gana); y con una derecha aún descabezada (Berlusconi prácticamente retirado, Parisi sin consolidarse y Meloni y Salvini no pasando de meros escuderos), Cinque Stelle se ve más cerca que nunca de ocupar el Palazzo Chiggi, sede de la presidencia del Consejo de Ministros.

Pero hay un problema, y es la alcaldía de Roma. Al frente de ella se encuentra, como es sabido, la joven abogada Virginia Raggi, quien, a pesar de ganar con un amplio respaldo, va de desastre en desastre. En efecto, en solo seis meses Raggi ha tenido que ver cómo sus principales colaboradores dimitían; cómo el jefe de personal (Raffaele Marra) era detenido por la Policía por encontrarse implicado en numerosos asuntos de corrupción; cómo la suciedad se apoderaba de las calles de la Ciudad Eterna; cómo el transporte cada día funcionaba peor; y, lo que es peor, con un presupuesto rechazado por el órgano de revisión económica, algo que nuna antes había sucedido en una ciudad que, no debe olvidarse, acumula ya una deuda de 14.000 millones de euros.

Por si todo esto no fuera de por sí poca cosa, Raggi está además a punto de ser imputada (en círculos romanos se cree que la imputación puede llegar antes de acabar el mes de enero), y esta posibilidad es la que ha llevado a su jefe de filas Beppe Grillo a dar un vuelco completo en el código ético del partido. ¿Cómo lo ha hecho? Muy sencillo: ha hecho votar hoy día 3 en su célebre ´blog´ una nueva normativa por la que, si un dirigente de su partido resulta imputado, ya no debe dimitir de inmediato, sino que serán Grillo y sus más estrechos colaboradores los que decidan caso por caso lo que debe hacer el imputado.

¿Y por qué puede ser imputada más pronto que tarde Virginia Raggi? Por, entre otras cosas, haber cometido ´abuso de poder´ al, primero, nombrar, y luego, sostener a toda cosa, al citado Raffaele Marra, quien fue detenido en diciembre de 2016 por aceptar favores económicos, entre los que destacaba la venta con un importante descuento de un apartamento propiedad del constructor Sergio Scarpellini, quien, por cierto, también fue detenido en la misma operación.

Ver para creer. Lo peor es que llueve sobre mojado, porque hace ya un tiempo que tuvo que dimitir una alcadesa (la de Lodi) perteneciente al partido de Grillo, si bien es cierto que de momento la corrupción en las filas de Cinque Stelle aún es un fenómeno muy poco extendido. Pero, por si vienen más casos, ahí tienen al ´ejemplar´ Beppe Grillo para echar una mano con tal de que su sueño de alcanzar la presidencia del Gobierno no se quede en el camino ahora que lo tiene tan cerca de la mano. Como decimos, veremos qué tal reciben esta noticia los seguidores de este partido que se supone que venía a regenerar la corrupta política italiana, y que cada día parece más parte de esa ´casta´ a la que tanto decía detestar.

Noticias relacionadas

Joseba Arregi. Un abrazo para la eternidad
España · Juan Carlos Hernández
“Todos compartimos esa base de debilidad, de sufrimiento, de dolor, de ser contingentes, de tener que morir. Desde ahí podemos encontrarnos unos a otros”. Hace unos meses escribía esto para nuestro periódico nuestro querido amigo Joseba Arregi, que ha fallecido en Bilbao tras una larga y dura...
15 septiembre 2021 | Me gusta 3
El estado anímico del votante
España · Javier Folgado
A pesar de todas sus diferencias ideológicas, a María, Jesús, Daniel, Laura les preocupan más o menos las mismas cosas en su día a día....
2 julio 2021 | Me gusta 6
Un perdón real y verdadero genera memoria democrática
España · Francisco Medina
En este mundo en que vivimos, el espacio intermedio en el que cada uno de nosotros hace acto de presencia, inter-accionamos. Ejercemos nuestra posibilidad de actuar, fruto de una decisión nuestra, y podemos generar un mundo más humano… o no. Para bien o para mal, nuestras acciones pueden generar...
1 julio 2021 | Me gusta 6