Benedicto XVI llega a Estados Unidos, un país que ama

Mundo · Marco Bardazzi
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 0
15 abril 2008
Cinco viajes como prefecto de la Sagrada Congregación de la Doctrina de la Fe, el último para lanzar desde el "liberal" San Francisco, en 1999, un ataque al relativismo y una reflexión sobre fe y razón que suenan hoy como presagios del futuro papado. El Papa Benedicto XVI regresa a un país que conoce bien, Estados Unidos, donde ya como cardenal Joseph Ratzinger desarrolló una red de amigos. 

Se quejaban del entonces prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, en los años 80, los teólogos americanos que buscaban su atención. Pero los viajes del cardenal sirvieron sobre todo como ocasiones de diálogo entre la Santa Sede y los obispos americanos, y cimentaron varias amistades. En la visita de 1999 a San Francisco, por ejemplo, el prefecto fue hospedado por el entonces arzobispo William Levada, hoy sucesor de Ratzinger en la Doctrina de la Fe. Benedicto XVI aprovechó también entonces para visitar a un antiguo alumno suyo, el padre Joseph Fessio, que con el tiempo llegó a ser su editor americano en la Ignatius Press. El cardenal se informó sobre las ventas de sus libros en Estados Unidos, que arrasan desde entonces. "Antes de su elección como Papa -explica Fessio- habíamos publicado 23 libros del cardenal Ratzinger. Desde entonces ya ha salido otra quincena. En total, diría que en América hemos vendido cerca de un millón de copias de sus libros en estos años".

Como publicaba estos días el semanario Time en su portada, Estados Unidos es un país que Benedicto XVI "ama", y ha tenido múltiples ocasiones para verlo de cerca. La primera visita como cardenal se remonta a 1984, cuando recorrió Dallas y Minneapolis – St. Paul hablando de moral e investigación científica en un simposio con 240 obispos del hemisferio occidental. En 1988 desembarcó en Nueva York, donde fue invitado por el entonces pastor luterano Richard John Neuhaus. Desde entonces Neuhaus, un teólogo muy escuchado en la Casa Blanca, se ha convertido al catolicismo y ahora está entre los admiradores americanos de Benedicto XVI, cuyo pensamiento acaba de presentar en una conferencia en la Universidad de Columbia junto al nuncio de la Santa Sede en la ONU, el arzobispo Celestino Migliore.

Pero más que por las doctas disquisiciones sobre la Biblia que centraron sus conferencias, Nueva York se acuerda del futuro Papa por alguna protesta. St. Peter, la iglesia luterana donde habló en Lexington Avenue, a la sombra del gigantesco rascacielos de Citigroup, fue asediada por activistas gays irritados por una declaración de la Congregación de Ratzinger, que había definido la homosexualidad como una tendencia hacia "un mal moral". El arzobispo O'Connor encontró el modo de bromear sobre ello: "Señores y señoras, les presento al Gran Inquisidor…", dijo al presentar al prefecto en un acto público. En 1990, Ratzinger visitó Philadelphia y Washington, y habló, entre otros, en el Instituto Juan Pablo II sobre el matrimonio y la familia, atacando la "cultura de la muerte". Temas que retomó un año después en una visita a Dallas.

En San Francisco, en 1999, por fin el futuro Papa dictó una conferencia sobre la encíclica Fides et Ratio de Juan Pablo II, afirmando que al afrontar el tema de fe y razón el Papa Wojtyla desafía a la humanidad para que descubra la verdad en una atmósfera dominada por el escepticismo y el relativismo. "Volvamos a usar la razón -dice Ratzinger- en la aventura de la búsqueda de la verdad. El hombre no vive atrapado en una sala de espejos e interpretaciones. El hombre debe preguntarse quién es verdaderamente y qué está llamado a hacer. Debe preguntarse si hay un Dios, quién es Dios y qué es el mundo". Palabras que quizá encuentren eco en las que Benedicto XVI dirá en los próximos días a los americanos.

 

Noticias relacionadas

Librarnos de las batallas culturales
Mundo · Francisco Medina
El pasado 24 de junio, la Supreme Court norteamericana dictó sentencia en el que venía a rectificar el criterio sentado en pronunciamientos anteriores en relación a la cuestión del aborto (en concreto, en la famosa Sentencia Roe vs. Wade y en otra, Planned Parenthood of Southeastern Pa. vs...
1 julio 2022 | Me gusta 1
La violencia nunca es la última palabra
Mundo · Pierluigi Banna
Este año Pentecostés no solo se celebró en la iglesia de San Francisco en Owo (Nigeria) sino que se “consumó”. El martirio, que nunca debe buscarse directamente, siempre representa un reclamo potente al verdadero sentido de Pentecostés, no solo para los cristianos sino también para quien...
17 junio 2022 | Me gusta 1
Elecciones legislativas francesas: LIF y 3i
Mundo · Ángel Satué
En Francia hay elecciones legislativas este fin de semana. Una nueva primera vuelta, en un país que viene dividido de serie de las elecciones presidenciales, y que se dividirá aún más políticamente si en cada circunscripción se va a una segunda vuelta, pues en estas se vota para que otro no...
10 junio 2022 | Me gusta 2
En el mundo irreal de Putin, cualquier mentira vale
Mundo · Adriano dell'Asta
En los días que siguieron a la invasión de Ucrania se planteó muchas veces el tema de su posible justificación, una cuestión incluida en el orden del día por el mismo Putin, con una relectura de la historia que tiene unas características digamos que un poco fantasiosas pero que permiten sin...
24 mayo 2022 | Me gusta 0