Benedicto XVI en México

Mundo · Jorge E. Traslosheros
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 0
19 marzo 2012
Benedicto XVI visita México esta semana. Con independencia de nuestrascreencias, filias o fobias, podemos reconocer que se trata de un acontecimientode enorme relevancia que merece nuestra atención. Es una oportunidad paraconocer a este hombre del cual se habla mucho, se sabe poco y por lo regularmal. Sugiero poner atención en cuatro aspectos de la visita.

Primero. Su carisma es la palabra, no la imagen. Habla poco y escontundente. Quien espere confeti y espejitos quedará decepcionado. Algo habráporque los mexicanos somos afectivos y los católicos, además, muy festivos. ElPapa lo agradecerá, le hará sentir muy feliz, pero no es su estilo.

Segundo. Es uno de los grandes líderes religiosos de la humanidad, no unpolítico de ocasión. Las grillas nacionales le tienen sin cuidado, lo quepudiera lastimar al Narciso que habita en el corazón de nuestros políticos. Nimodo. Su horizonte es la historia y su cometido la Iglesia en diálogo con cadapersona, con la cultura y la sociedad.

Tercero. Dos serán los mensajes más importantes, aunque puede habersorpresas. Se reunirá con los obispos de América Latina a quienes ha dadomuestras de confianza. Los resultados pastorales alcanzados desde la reunión dela Conferencia del Episcopado Latinoamericano, celebrada en el Santuario deNuestra Señora de Aparecida (Brasil, 2007), son dignos de mención y entran ensintonía con el impulso a la Nueva Evangelización. También, al pie del Cristode la Montaña, celebrará multitudinaria liturgia. Sospecho que los católicosseremos invitados a salir del anonimato vergonzante, para brindarnos a unasociedad sedienta de paz y justicia. No creo que sea un mensaje fácil deasimilar, especialmente para los laicos. Veremos.

Cuarto. La visita se realiza bajo la sombra de "Cristo Rey de la Paz", loque obedece a razones de gobierno eclesiástico y pastorales de la mayortrascendencia.

Benedicto XVI es un promotor decidido del gobierno sinodal de la Iglesia,en profunda sintonía con el Concilio Vaticano II. Así lo demuestra la confianzadepositada en el episcopado latinoamericano, los sínodos celebrados durante supontificado y el impulso dado a la colegialidad a través de las conferenciasepiscopales a diferencia de Juan Pablo II, quien tenía preferencia por laautoridad del Primado de cada país. La presencia del Papa en el Estado deGuanajuato refuerza la autoridad de la Conferencia del Episcopado Mexicano, asícomo la del Consejo Episcopal Latinoamericano. Gobierno sinodal deresponsabilidad personal. Bien lo dijo.

La columna vertebral de la teología y práctica pastoral de Ratzinger a lolargo de su vida ha sido la convicción de que la fe surge del encuentro conJesús de Nazaret, jamás de la adhesión a un programa político, filosofía ocódigo ético. Quien nos invita a fiarnos de Jesús y nos reta a ser susdiscípulos y misioneros, ahora celebrará misa con el pueblo mexicano, enpresencia del episcopado latinoamericano, al pie de uno de los santuarios másimportantes de América dedicados a Cristo Resucitado, justo el día de laencarnación de Jesucristo (fiesta de la Anunciación). La estética del mensajees contundente. Jesús es quien impulsa a la Iglesia. El origen de la pretensióncristiana es, precisamente, que Cristo es el camino, la verdad y la vida.

Noticias relacionadas

El “regalo” que una generación de jóvenes pide a la política
Mundo · Filippo Campiotti
Esta carta se publicó originalmente en Il Sussidiario el 23 de marzo. Es la carta de un joven ingeniero que propone una nueva forma de hacer política. Aunque se refiere a la política italiana, lo que dice es muy pertinente también para la política española....
6 abril 2021 | Me gusta 3
El realismo de la fraternidad
Mundo · Michele Brignone
La visita del Papa a Iraq ha sido una inyección de esperanza para una población probada durante décadas de guerra. Frente a los males del país, Francisco ha señalado el camino del desarme de los corazones...
24 marzo 2021 | Me gusta 3
El Papa y el islam. Tres pilares de un magisterio
Mundo · Andrea Tornielli
Un hilo conductor une los discursos de Bakú, El Cairo y Ur, señalando la necesidad de una auténtica religiosidad para adorar a Dios y amar a los hermanos, y de un compromiso concreto por la justicia y la paz...
21 marzo 2021 | Me gusta 2
Hablarse de corazón a corazón
Mundo · Giovanna Parravicini
La historia favorece un tiempo nuevo, sobre todo en el diálogo interreligioso. Un tiempo de encuentros donde se puede hablar de corazón a corazón...
5 marzo 2021 | Me gusta 3