Benedicto XVI: el reformador y sus detractores

Mundo · Jorge E. Traslosheros
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 0
25 abril 2010
Si analizamos la forma en que Benedicto XVI está afrontando la crisis del abuso de menores por delincuentes en hábito clerical y lo ponemos en la perspectiva de su vida, primero como teólogo del Concilio, después como prefecto de la SCDF y ahora como pontífice, nos daremos cuenta de que estamos ante un gran reformador. Ahora bien, reformar implica afectar intereses y esto es lo que le ha puesto con frecuencia en el ojo del huracán. Durante su pontificado los ataques han sido constantes y podemos identificar tres frentes.

El primero lo forman quienes promueven la agenda del liberalismo radical (la "Matrix Progre") que incluye aborto, eugenesia, eutanasia, experimentación con embriones, cientificismo, secularismo, laicismo, confusión entre matrimonio y uniones homosexuales, etc., siempre en busca de flancos débiles, magnificando o tergiversando declaraciones, aprovechando los traspiés y cebándose con los pecados de la Iglesia. Estos grupos y personas no lo saben, pero realizan una labor inestimable en beneficio de la Iglesia, pues en su afán de atacar y herir permiten revisar posiciones, purificar la vida, definir bien el rumbo. Ya decía San Pablo que es bueno que existan detractores, pues ayudan a fortalecer la fe.

Un segundo frente proviene de grupos que alguna vez pertenecieron a la Iglesia y que hoy se dicen católicos disidentes. Viven resentidos con Ratzinger pues desde la SCDF y ahora como Papa ha señalado sus errores teológicos, disciplinarios y doctrinales. Son aquellos que quisieron ver en el Concilio Vaticano II la ruptura de la Iglesia con su propia tradición y pactaron con una cultura secularista sacrificando su propia identidad. Un error que, por cierto, el Papa ha marcado como central en la crisis del abuso de menores. Están formados por una pléyade de movimientos que han aceptado la agenda de la "Matrix Progre" y son sus más fieles aliados.

Sin embargo, el tercer frente es el más peligroso pues habita dentro de la Iglesia. Son miembros que navegan con bandera de cardenales, obispos, religiosos, sacerdotes, laicos que actúan en la sombra y se presentan como defensores de la fe y modelos de catolicismo. Su motivación es el poder y la riqueza, para lo cual tejen redes de complicidades dentro y fuera del cuerpo eclesial. El caso más conocido es el de Maciel, siempre que entendamos que no actuó solo. Desde hace muchos años Ratzinger les ha hecho frente con decisión, paciencia y amor a la verdad. A ellos se refirió aquel Viernes Santo previo a su elección cuando denunció la podredumbre en el interior de la Iglesia y su necesaria purificación. Son estas redes las que, en mi opinión, más fuertemente le han atacado en fechas recientes. Al denunciar las redes de pederastia y tomar medidas contra Maciel y su legado, el Papa los va dejando al descubierto. Hay que estar muy atentos a lo que viene. La historia se repite. Aquel que besa al Maestro, el que en apariencia lo arropa y consiente, es quien quiere entregarlo a la crucifixión. El que toma la cruz y le sigue es su amigo. Hay que observar bien los signos de los tiempos.

Noticias relacionadas

El “regalo” que una generación de jóvenes pide a la política
Mundo · Filippo Campiotti
Esta carta se publicó originalmente en Il Sussidiario el 23 de marzo. Es la carta de un joven ingeniero que propone una nueva forma de hacer política. Aunque se refiere a la política italiana, lo que dice es muy pertinente también para la política española....
6 abril 2021 | Me gusta 3
El realismo de la fraternidad
Mundo · Michele Brignone
La visita del Papa a Iraq ha sido una inyección de esperanza para una población probada durante décadas de guerra. Frente a los males del país, Francisco ha señalado el camino del desarme de los corazones...
24 marzo 2021 | Me gusta 3
El Papa y el islam. Tres pilares de un magisterio
Mundo · Andrea Tornielli
Un hilo conductor une los discursos de Bakú, El Cairo y Ur, señalando la necesidad de una auténtica religiosidad para adorar a Dios y amar a los hermanos, y de un compromiso concreto por la justicia y la paz...
21 marzo 2021 | Me gusta 2
Hablarse de corazón a corazón
Mundo · Giovanna Parravicini
La historia favorece un tiempo nuevo, sobre todo en el diálogo interreligioso. Un tiempo de encuentros donde se puede hablar de corazón a corazón...
5 marzo 2021 | Me gusta 3