Atrapados en el desencanto

España · M. Medina
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 0
5 octubre 2009
Las encuestas publicadas este fin de semana en El País y La Vanguardia reflejan un distanciamiento entre los españoles y las decisiones que está tomando el Gobierno. El sondeo publicado en el periódico de los Polanco refleja que un 61 por ciento de los españoles desaprueba la gestión de Zapatero ante la crisis y que un 81 por ciento está convencido de que improvisa. El falso mensaje de que la subida de impuestos penaliza las rentas de los ricos no ha calado.

El rotativo catalán se hace eco del rechazo que suscita la otra política que, junto a la económica, retrata más al Ejecutivo: la social. Un 46 por ciento se opone al proyecto de ley que modificará la regulación del aborto. El rechazo ha subido un 16 por ciento por el empeño de que las chicas de 16 años puedan abortar sin el consentimiento paterno.

La opinión pública empieza a percibir con claridad que la gestión económica es un desastre y la mitad de la sociedad rechaza una regulación del aborto que expropia a los padres su paternidad, eso es mucho rechazo. El desgaste es notorio, Zapatero no consigue engañar. Hay un desencanto creciente. Pero el desencanto no es necesariamente positivo. La desafección hacia el presidente del Gobierno no supone una gran ventaja en intención de voto para el PP, ni un avance considerable para su líder. El necesario cambio político en nuestro país no tiene por qué ser inminente ni hay que darlo por descontado. Zapatero bien puede pensar que con no convocar elecciones y con esperar a que la crisis pase lo tiene todo solucionado.

Podemos quedarnos así atrapados en el desencanto. No sólo político, que eso sería lo menos grave. Lo grave es quedarse atrapados en el desencanto social, con una España que critica al Gobierno pero que en el fondo piensa que su prosperidad material y moral es cosa del Estado. El desgaste no sirve para cambiar el Estado del Bienestar por la sociedad del Bienestar, ése es un cambio que sólo podemos hacer, con ilusión, cada uno de nosotros.

Noticias relacionadas

La política y las identidades
España · F.H.
Es nefasto que la religión se convierta en política. Sabemos lo que eso significa en la India, en Pakistán, en Oriente Próximo y en algún rincón más del mundo. Es nefasto que la religión se convierta en política pero es casi tan nefasto o más que la política se convierta en religión. ...
26 mayo 2021 | Me gusta 4
El penúltimo escalón de la razón
España · F.H.
El niño que me pidió limosna me dio el bendito momento en el que te implicas, en el que el búnker de tu profesionalidad neutra se abre y te sale de la cabeza una pregunta: ¿qué será de él?...
21 mayo 2021 | Me gusta 7
La libertad más allá de los moralistas
España · F.H.
La pandemia, mira por dónde, ha vuelto a poner de moda la palabra libertad. En realidad para nosotros, la gente moderna, la palabra libertad siempre ha estado de moda, ha sido quizás la palabra esencial, la más importante, la que más nos ha hecho vibrar. ...
12 mayo 2021 | Me gusta 6
Un mena: 4.700 euros
España · C.M.
Lo que más me entristeció de ese día fue tener la tentación de mirar hacia otro lado. ...
3 mayo 2021 | Me gusta 5