Assumpta y Berta no callan

España · Francisco Pou
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 300
11 mayo 2016
Resulta que en Gerona, una propietaria de hotel denunció las molestias que las campanas de la catedral ocasionaban, según ella, a los clientes. El Ayuntamiento, con la ordenanza sobre ruidos, enmudeció a Assumpta y Berta, que estos son los nombres de las campanas, que callaron pues entre la medianoche y las 6.45 de la mañana a partir de entonces.

Resulta que en Gerona, una propietaria de hotel denunció las molestias que las campanas de la catedral ocasionaban, según ella, a los clientes. El Ayuntamiento, con la ordenanza sobre ruidos, enmudeció a Assumpta y Berta, que estos son los nombres de las campanas, que callaron pues entre la medianoche y las 6.45 de la mañana a partir de entonces.

Los vecinos reclamaron pidiendo restablecer las campanadas y el Consistorio de Gerona hubo de dar marcha atrás con la singularidad reconocida de los centros de culto. Finalmente el voto favorable al equipo de gobierno de CiU, PSC, Ciudadanos y PP, con la abstención de la CUP y el voto en contra de ERC-MES, declaró “las campanadas” como bien cultural de interés local. Quedaba preservado el repique.

La Iglesia, desde hace más de 2.000 años, da campanadas. No es solo el repique de Berta y Assumpta. El bien cultural va más allá de los bemoles de metal, porque la Iglesia constantemente da campanadas en el corazón de los hombres, recordando que son hombres y recordando que hay un Dios. Los momentos importantes de la vida de las personas están muchas veces acompañados de las campanas de la iglesia en los pueblos; cuando nacemos, nos casamos, cuando un peligro acecha, o cuando la cita del rezo llama a diario. Repican cuando morimos y marchamos, y seguirán repicando después.

La acción de la Iglesia durante siglos en la convivencia de los hombres ha producido, sin duda, un enorme bien cultural, que el Consistorio de Gerona reconocía aunando votos de partidarios políticos que rara vez coinciden en las diatribas partidistas de la “polis”. En este caso, sí. La madurez cultural de un Consistorio ha sabido reconocer algo que “vale”, un repique de campanas, con un valor que va más allá del ruido. Es el significado. Y es la memoria de siglos. Algo que a la hora de la “búsqueda de identidad” repica recordando su origen y su fundamento. Está en la historia de una magnífica ciudad como Gerona y en una cultura que hoy se retuerce en ataques identitarios y en una búsqueda de sentido que custodia la Iglesia. Sin Assumpta y Berta, Gerona no sería Gerona.

Noticias relacionadas

Bildu copia al IRA
España · F. H.
El PNV se ha dado cuenta de que lo que puede evitar un corrimiento de votos de su propio electorado hacia la izquierda abertzale es recordar de quiénes son herederos y es que Bildu está reproduciendo de alguna manera lo que ya han hecho sus colegas en Irlanda del Norte....
16 abril 2024 | Me gusta 3
Es bueno confrontarse con las ideas de otros
Entrevistas · Juan Carlos Hernández
José Antonio Martínez Soler (JAMS) es un histórico del periodismo en España (El País, RTVE, El Sol, 20 minutos...). En sus memorias, recientemente publicadas, nos cuenta la aventura de la transición desde su apasionante y cercana perspectiva....
12 abril 2024 | Me gusta 2
La Fiscalía General no es del Gobierno
España · Juan A. Pérez Morala
Cuando se le pregunto cómo garantizaría que el prófugo Puigdemont, respondiera por sus delitos ante la Justicia española, no contestó directamente, sin embargo no tuvo reparo alguno en repreguntar: “¿la Fiscalía de quién depende?” Y al contestar el presentador que “del Ejecutivo”,...
10 abril 2024 | Me gusta 1
El título trucado de la ley de amnistía de Sánchez
España · Juan A. Pérez Morala*
Cuando una Ley se promulga, cabe esperar que su Título anuncie en muy pocas palabras su esencia, exponga los motivos de su alumbramiento en un comedido Preámbulo, y sea clara y consecuente en un cuerpo bien articulado. Es decir, leal y veraz en las razones que han motivado el gran esfuerzo...
5 marzo 2024 | Me gusta 1