Algo ha cambiado, afortunadamente

España · F.H.
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 120
1 diciembre 2015
En el debate de este lunes organizado por el diario El País ha perdido Rajoy. El presidente del Gobierno ha cometido el mismo error que cometió González en 1993 cuando se presentó ante Aznar minusvalorando a su oponente. González compareció entonces como quien va darse un paseo. Rajoy ha creído que era mejor no darle status de ciudadanía a los nuevos partidos. La contraprogramación en Tele 5 y la promesa de extender la rebaja de cotizaciones para los contratos indefinidos se quedó claramente corta.

En el debate de este lunes organizado por el diario El País ha perdido Rajoy. El presidente del Gobierno ha cometido el mismo error que cometió González en 1993 cuando se presentó ante Aznar minusvalorando a su oponente. González compareció entonces como quien va darse un paseo. Rajoy ha creído que era mejor no darle status de ciudadanía a los nuevos partidos. La contraprogramación en Tele 5 y la promesa de extender la rebaja de cotizaciones para los contratos indefinidos se quedó claramente corta.

En el plató montado por El País, la pinza de la nueva política contra la vieja política funcionó. Rivera e Iglesias querían votos socialistas y Sánchez no supo defenderlos. El líder de Podemos buscó descaradamente a los fieles de la rosa. Para el votante de centro y de centro-derecha la actitud moralizadora, ese estar por el encima del bien y del mal de Pablo Iglesias, provoca rechazo. Pero para sus seguidores estuvo eficaz: buen rollo y utopía. También estuvo eficaz Rivera presentándose como el líder que trae algo nuevo, capaz de superar la polarización, de hacer propuestas, de invocar la unidad como un valor real.

Si algo ha quedado claro en la recta final de la precampaña es que la vida política española, afortunadamente, ha cambiado. Este lunes se ha hablado mucho de propuestas concretas. Es preferible votar teniendo en cuenta cómo se posicionan los políticos ante los problemas que siguiendo viejos esquemas ideológicos que ya dicen poco.

Se habló, por ejemplo, de qué hacer con la regulación del mercado de trabajo. Ciudadanos propone, por ejemplo, un contrato único. Fórmula innovadora que tiene el valor de denunciar la dualidad insoportable del mercado de trabajo. Sánchez apostó por volver a la vieja negociación colectiva, lo que significa que está anclado en soluciones propias de hace 30 años que ahora no mejoran los derechos de los trabajadores.

Junto a la cuestión del empleo, las propuestas fiscales son también un buen ejemplo de cómo se concibe la relación entre sociedad y Estado por los candidatos. Los socialistas dicen que no se pueden bajar más impuestos. Rivera apuesta por la bajada de tipos del IRPF, como el PP, y Pablo Iglesias propuso a una subida de la presión fiscal que refleja bien su estatalismo. Con debates así es más fácil juzgar quién está por el protagonismo social.

Noticias relacionadas

Galicia vota conservador
España · Ángel Satué
Se ha visto en las elecciones gallegas que el Partido Popular ha conseguido allí maridar regionalismo con la idea de España. ...
19 febrero 2024 | Me gusta 2
Tractores y estado de ánimo
España · Carmen Martínez
La crisis agraria y las políticas europeas han lanzado a los agricultores a protestar provocando el corte de varias carreteras importantes de diferentes ciudades españolas. ...
12 febrero 2024 | Me gusta 4
Cataluña se merece pasar página
Entrevistas · F. H.
Lluis Font es profesor universitario, ha sido diputado del Parlament y presidente del Consejo Escolar de Cataluña. En conversación con www.paginasdigital.es explica por qué considera conveniente la amnistía y cuál es su posición como católico dedicado a la política. ...
7 febrero 2024 | Me gusta 2