Alepo, del blanco y negro al color

España · PaginasDigital
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 50
24 agosto 2019
´En Siria la guerra continúa, las sanciones impuestas al país tienen efectos devastadores para los más débiles´. Con este anuncio, Andrea Avveduto, periodista y responsable de comunicación en la Asociación Pro Terra Sancta, abrió en el Meeting de Rímini la mesa dedicada al proyecto “Alepo: un nombre y un futuro”, para apoyar a niños huérfanos y abandonados.

´En Siria la guerra continúa, las sanciones impuestas al país tienen efectos devastadores para los más débiles´. Con este anuncio, Andrea Avveduto, periodista y responsable de comunicación en la Asociación Pro Terra Sancta, abrió en el Meeting de Rímini la mesa dedicada al proyecto “Alepo: un nombre y un futuro”, para apoyar a niños huérfanos y abandonados. Participaron S.E. Mons. George Abou Khazen, vicario apostólico de Alepo; Firas Lutfi, responsable del Terra Sancta College y el Franciscan Care Center de Alepo, y Binan Kayyali, directora del Franciscan Care Center de Alepo. Además, desde el Franciscan Care Center, se conectó por video Mahmoud Akkam, muftí de Alepo, para participar en el acto.

La proyección de un breve video puso ante los ojos de todos cuál es el devastador contexto en que se encuentra Alepo. Avveduto dio comienzo con una consideración y una pregunta para Mons. Khazen: ´Entre esas ruinas surge, como un punto de luz y lugar de paz, el Franciscan Care Center, ¿cómo es posible?´.

´La larga historia trazada desde el encuentro de san Francisco con el sultán Malik al Kamil´, explicó el obispo, ´ha marcado el inicio del diálogo entre cristianos y musulmanes. Hubo otro momento decisivo en 1965, con la declaración sobre las relaciones de la Iglesia con las religiones no cristianas. Entonces no se entendía mucho pero se ha visto su actualidad con la aparición de los grupos extremistas´. El prelado continuó diciendo cómo el extremismo islámico había sido especialmente devastador para los musulmanes moderados. ´En la misma línea se sitúa el documento sobre la fraternidad humana derivado del reciente viaje del papa Francisco a los Emiratos árabes´, añadió Abou Khazen. ´En él aparece el rechazo del término `minoría` para afirmar la dignidad de todo hombre de todo credo. Se trata de una auténtica conquista para el diálogo´. Su Excelencia recorrió los pasos decisivos de la relación con las instituciones de Alepo. ´En 2012 respondimos a la necesidad concreta de 150 musulmanes que lo habían perdido todo en los bombardeos. Los alojamos en nuestro centro y colaboramos con las instituciones musulmanas para gestionar el problema. Esa gestión común nos pareció necesaria para que no nos acusaran de proselitismo. En esta línea nació el proyecto Alepo: un nombre y un futuro´. ¿En qué consiste? Lutfi empezó contando que, después de la fase más dura de la guerra, ´nos movió el evangelio de Lucas 25, la parábola del buen samaritano. Aceptar el riesgo nos llevó a salir al encuentro de personas de la zona este de Alepo, la más devastada, ocupada por los extremistas que vivieron allí mucho tiempo, dejando mujeres y niños huérfanos sin nombre porque no estaban registrados en ninguna parte. Al principio nos acogieron con cierto reparo pero a los tres meses empezamos a encontrar una mirada, una sonrisa, un rostro: había nacido una confianza que nos permitió continuar´.

Binan Kayyali describió los motivos y la organización del proyecto. El objetivo es ´sanar las heridas´ físicas, psicológicas y morales que la guerra dejó dentro de ellos. Hoy el proyecto se organiza en dos centros con departamentos que se ocupan de educar tanto a los niños como a sus madres, pero también de cuidar sus talentos, su salud física y psicológica. ´Estos niños nunca han jugado, han vivido con miedo y violencia´. La directora del Franciscan Care Center precisó que el proyecto prevé también un departamento para cuestiones legales.

Mahmoud Akkam habló de la amistad que ha nacido de esta colaboración, surgida de lo que él define como moderación. ´Es lo contrario del extremismo. La moderación es el intento de realizar la justicia, el intento de dar a cada hombre su derecho´. Luego añadió que la moderación que ha visto en los hermanos del Franciscan Care Center se dirige a todos los ciudadanos de Alepo, sin fijarse en su religión.

Avveduto terminó diciendo que ´este proyecto es una contribución pequeña pero sin esta gota al océano le faltaría algo´.

Noticias relacionadas

El estado anímico del votante
España · Javier Folgado
A pesar de todas sus diferencias ideológicas, a María, Jesús, Daniel, Laura les preocupan más o menos las mismas cosas en su día a día....
2 julio 2021 | Me gusta 5
Un perdón real y verdadero genera memoria democrática
España · Francisco Medina
En este mundo en que vivimos, el espacio intermedio en el que cada uno de nosotros hace acto de presencia, inter-accionamos. Ejercemos nuestra posibilidad de actuar, fruto de una decisión nuestra, y podemos generar un mundo más humano… o no. Para bien o para mal, nuestras acciones pueden generar...
1 julio 2021 | Me gusta 5
Nacionalismo, Freud y principio de realidad
España · Ángel Satué
Ser español. Una identidad nacional que es premisa fundamental en mi persona. Verdadera. Compruebo que me corresponde. Como respirar y comer, como amar y soñar. ...
25 junio 2021 | Me gusta 3