A mí me tocan

Mundo · Carmen Mira
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 0
9 septiembre 2012
Me había hecho el firme propósito de noescribir nada sobre Olvido porque para mí que la cosa está inflada y además nome gusta meterme en cosas de sexo, que me conozco. Pero lo mío no es ser fiel alos propósitos, será un gran avance el día en que deje de hacerlos. 

Querida Olvido, de mujer a mujer, tú sabescomo yo, porque tenemos esa edad en la que seguimos siendo interesantes pero nonos falta experiencia, que hay muy pocos hombres de los que una se pueda fiar.Son unos canallas y cuando te quieren hacer daño no les frena nada. Por eso estan importante cuidar al que sale bueno. Yo no te digo nada a ti, que ya tienesbastante con lo que tienes. Que ahora no es como antes, como hace 2.000 añosdigo, que ahora todos agarran la piedra y se ponen a lapidarte aunque van hastaarriba. Y mira que en la arena sigue escrito lo que se escribió entonces. Ymira que en estas circunstancias, como entonces, lo que necesita una no es quete vengan con la ley, vieja o la antigua. Lo que necesita una es un hombre(¿quizás con mayúsculas?) de verdad, que realmente sea tierno, que la mira auna por lo que es.

Yo me he puesto a darle a la tecla no porti sino por esos que están tan estupendos con lo tuyo y no paran de hacerelogios de lo de tocarse. Pues mira, que no. Que yo no digo nada de lassoledades de cada uno, bueno sí digo y digo que lo que tiene de bueno, debuenísimo, el sexo es que haya otro. Que lo mejor es tener a mano uno como misanto que no hay día que no quiera tocarme y no es sólo por lo de las hormonas,porque ya no es un chaval, yo tampoco. Es porque me quiere. Que cuando hay otroque te toca y te retoca sabes que no estás sola en el mundo, y esos besos, yesas manos que te acarician es como si vinieran de muy lejos, es tu hombre perono sólo tu hombre el que te dice que vivirás para siempre. Y luego están lascriaturas, claro. Que de ellas nuca se habla. Pero, hija, lo otro, que no mevengan con historias, una penita. Porque para pasárselo bien de verdad y paraquererse a una misma hace falta otro. ¿O no?

Noticias relacionadas

El “regalo” que una generación de jóvenes pide a la política
Mundo · Filippo Campiotti
Esta carta se publicó originalmente en Il Sussidiario el 23 de marzo. Es la carta de un joven ingeniero que propone una nueva forma de hacer política. Aunque se refiere a la política italiana, lo que dice es muy pertinente también para la política española....
6 abril 2021 | Me gusta 3
El realismo de la fraternidad
Mundo · Michele Brignone
La visita del Papa a Iraq ha sido una inyección de esperanza para una población probada durante décadas de guerra. Frente a los males del país, Francisco ha señalado el camino del desarme de los corazones...
24 marzo 2021 | Me gusta 3
El Papa y el islam. Tres pilares de un magisterio
Mundo · Andrea Tornielli
Un hilo conductor une los discursos de Bakú, El Cairo y Ur, señalando la necesidad de una auténtica religiosidad para adorar a Dios y amar a los hermanos, y de un compromiso concreto por la justicia y la paz...
21 marzo 2021 | Me gusta 2
Hablarse de corazón a corazón
Mundo · Giovanna Parravicini
La historia favorece un tiempo nuevo, sobre todo en el diálogo interreligioso. Un tiempo de encuentros donde se puede hablar de corazón a corazón...
5 marzo 2021 | Me gusta 3