Siete claves de la reforma educativa

España · Agustín Domingo Moratalla
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 0
21 diciembre 2012
El ministro de Educación ha presentado el segundo borrador de la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE). Dentro de unos días se reunirá con las Comunidades Autónomas para revisar el documento y enviarlo a las Cortes. En la presentación no ha faltado la polémica porque la prensa ha destacado únicamente que el borrador pretende resolver los problemas relacionados con el plurilingüismo. Si los rescoldos del nacionalismo catalán se estaban apagando, la escenificación realizada por el profesor Wert les ha proporcionado gasolina para alimentar el victimismo soberanista.

Antes de que los diferentes sectores tomen posiciones, los partidos de la oposición han mostrado sus cartas oponiéndose frontalmente a la reforma. Este ejercicio irresponsable de oposición se está realizando de forma irreflexiva, sin conocer el documento y dejándose llevar por editorialistas sectarios que no sólo quieren mantener abierta la política contra las osadías del Ministro sino que desconocen realidad educativa. Con la finalidad de invitar a una lectura y arrimar el hombro para mejorar nuestro sistema propongo siete claves de lectura.

1. Se nos ha ofrecido el segundo borrador del anteproyecto. Debemos suponer que no será el último y que, por tanto, el proceso de diálogo para mejorar permanece abierto. De la misma forma que el equipo ministerial revisó el anterior borrador y camufló algunas de sus desafortunadas expresiones, en este sería deseable que volvieran a revisar estas páginas porque el proyecto es manifiestamente mejorable.

2. El PP tiene una oportunidad histórica que no puede desaprovechar. La oportunidad no es de este ministro o de este gobierno. José Ignacio Wert y Mariano Rajoy están personificando esta responsabilidad, es decir, deberían tomar conciencia de que no es un desafío personal sino un desafío moral y cultural de primera magnitud. Al PP no se le dio la mayoría únicamente para que saneara la economía y pusiera parches en lugares donde había fracturas y hemorragias. En el PP había documentos, borradores y personas con una capacidad, sensibilidad y competencia mayor que la que están demostrando los actuales equipos del ministerio. Esperemos que los próximos borradores expresen menos incompetencia, memoria y sensibilidad que los actuales.

3. Haber realizado un máster en una escuela de negocios o tener un doctorado en alta dirección no habilita para redactar borradores de mejora educativa. El lenguaje del documento es claramente simplificador y economicista, hay expresiones y categorías más propias de una (mala) multinacional que de un sistema de educación pública. Hay que apuntarse a la buena economía relacional y no a la economía de la codicia que ha generado la crisis. Decir que la educación es el "motor", que el alumno es "mano de obra" o "trabajador", incluso plantear la educación en términos de "input-output" muestra que se ignora soberanamente lo que se tiene entre manos.

4. La recuperación del talento y su organización en la escuela es un elemento importante en la reforma. Para ello se reclama la necesidad de lo que el documento llama "competencias transversales" como pensamiento crítico, gestión de la diversidad, creatividad, capacidad de comunicar. Si se quiere ir en esta dirección ¿por qué se suprimen horas de formación humanística, de Filosofía o de Historia de la filosofía? Lo que de verdad permite fortalecer el talento y crear valor en tiempos de incertidumbre, riesgo y globalización es la apertura de miras que facilita la formación clásica, es decir, vertebrar el sistema en torno a cánones humanísticos sólidos, sobre todo por la flexibilidad que han demostrado para resistir las turbulencias financieras, económicas o culturales. ¿Por qué se tiene miedo a utilizar la expresión "formación integral" si el partido y las bases sociales que mantienen al gobierno comparten ese imaginario?

5. La farragosa técnica legislativa que se ha utilizado dificulta la claridad de ideas y planteamientos. El borrador presentado se compone de un artículo único. Se se han atrevido a modificar el sistema ¿por qué no elaborar un articulado nuevo en lugar de modificar la anterior. ¿Acaso no tiene legitimidad parlamentaria y autoridad moral para recuperar legislar en educación? ¿Acaso los técnicos del ministerio tienen algún tipo de complejo por cambiar planteamientos fracasados? La humildad legislativa y administrativa no es incompatible con la defensa de principios, convicciones y modelos alternativos a los que la izquierda plantea como políticamente correctos.

6. La solución de la clase de Religión no está a la altura de la Nueva Evangelización y, menos aún, de las conclusiones del sínodo o de las propuestas del Año de la Fe. La dignificación de la Religión no se consigue acudiendo a modelos del siglo pasado, propios de la vieja evangelización ultramontana. Religión y Ética ni pueden, ni deben, ser excluyentes. Cualquiera que conozca los textos de Juan Pablo II o Benedicto XVI debería alarmarse ante lo que parece ser una mala negociación de este tema. La Nueva Evangelización exige un nuevo paradigma matricial que puede ser Sociedad-Cultura-Religión con doble modalidad, una confesional y otra socio-cultural. Esta fórmula garantizaría los acuerdos con las confesiones religiosas y, lo que es más importante, normalizaría la presencia histórica, cognitiva y racional del hecho religioso como dimensión antropológica básica, global y universal. 

7. Hay una puerta abierta al principio de subsidiariedad y la posibilidad de crear cooperativas educativas. El borrador no sólo supone una bocanada de aire fresco para una educación más abierta y menos administrativista sino que valora de manera especial los centros que se constituyan y funcionen en régimen de cooperativa (pág. 47). Junto a estas iniciativas, el borrador incide en la figura del director de los centros y todo el management educativo está pensado casi exclusivamente para él. Si al final se transforma en Ley Orgánica y no sólo en anotaciones a la ley anterior de 2006, esta ley puede ser la ley del talento o la ley de la dirección profesional de los centros.

El documento ofrece muchas cuestiones interesantes y conviene leerlo con calma. Estas claves tienen como finalidad contribuir al debate sereno. Esperamos un tercer borrador para que la valentía del Ministro pueda alcanzar una eficacia pública que, por el momento, no parece tener.

Noticias relacionadas

La mecha que enciende los motores de la recuperación
España · Giorgio Vittadini
El sistema parece que aguanta. Las crisis –pandémica, económica, política, entre otras– están sacando a la luz una estabilidad inesperada. Mañana veremos las consecuencias pero hoy merece la pena mirar un poco la superficie....
19 octubre 2021 | Me gusta 2
Una presidenta (Ayuso) en Nueva York
España · Ángel Satué
Isabel Díaz Ayuso estuvo recientemente una semana fuera de España, en los Estados Unidos de América, buscando inversiones para la región madrileña, que preside. ...
14 octubre 2021 | Me gusta 4
Homenaje a Mikel Azurmendi
España · PD
Páginas Digital junto con la Fundación Pablo VI organizan un homenaje a Mikel Azurmendi con el título “Un hombre de razón y corazón abiertos” ...
13 octubre 2021 | Me gusta 1
Contemplando el reflejo estelar
España · Marco Bersanelli
Emblema de la inmensidad, el cielo estrellado se ha hecho cercanísimo a pesar de su lejanía remota. La propia vida brotó de esa materia y de su energía...
7 octubre 2021 | Me gusta 4