Los cien días de Maduro

Mundo · A. C.
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 698
1 agosto 2013
Nicolás Maduro celebra, por todo lo alto, sus cien días en la presidencia. Sin embargo, instalado en una línea de confrontación permanente, el heredero de Hugo Chávez no ha logrado constituirse en una imagen de gobernante, si no legitimo, por lo menos creíble. Lejos de buscar una salida a la grave crisis política abierta tras las cuestionadas elecciones del 14 de abril, el gobierno se afana por achicar los espacios a una oposición que crece incluso entre el chavismo de base, desencantado por el fracaso del régimen en controlar la inflación.

Nicolás Maduro celebra, por todo lo alto, sus cien días en la presidencia. Sin embargo, instalado en una línea de confrontación permanente, el heredero de Hugo Chávez no ha logrado constituirse en una imagen de gobernante, si no legitimo, por lo menos creíble. Lejos de buscar una salida a la grave crisis política abierta tras las cuestionadas elecciones del 14 de abril, el gobierno se afana por achicar los espacios a una oposición que crece incluso entre el chavismo de base, desencantado por el fracaso del régimen en controlar la inflación.

Los errores de Maduro en política internacional son evidentes. Vale la pena mencionar el incidente con el avión del presidente boliviano Evo Morales, provocado por la torpeza inaceptable de varios gobiernos europeos, y resuelto, como no podía ser menos, por la vía diplomática. Acaba de romper el dialogo con Estados Unidos después de que la nueva embajadora ante la ONU, Samatha Power, a quien llamó loca, aludiera a la represión en varios países, entre ellos Venezuela.

A Maduro en su corto mandato no le han faltado graves tensiones con Colombia, Chile, Perú y otros países. Las reacciones desproporcionadas de Maduro suelen encontrar el silencio por respuesta, lo cual podría interpretarse en el sentido de que finalmente los lideres internacionales prefieren ignorar a su homólogo venezolano como se esquiva a un vecino pendenciero. Y eso resulta poco alentador.

Venezuela se hallla en una situación calamitosa. Con una devaluación del bolívar del 172%, una caída del 13% en las ventas petroleras, la inflación más alta del mundo y un desabastecimiento generalizado, el país está en bancarrota. El inicio de negociaciones con el sector privado es de las pocas buenas noticias en estos cien días, en los que se registra además una media de 42 asesinatos semanales. Esta realidad exige de Maduro algo más que declaraciones altisonantes y denuncias de conspiraciones. Sobre todo si quiere ser tomado en serio dentro y fuera de Venezuela. Su comportamiento está causando serias lesiones a la revolución bolivariana.

Con motivo de asistir al 45 aniversario de la toma del cuartel Moncada los presidentes del ALBA que también asistían, entre otros Raúl Castro, le expresaron que en el ambiente internacional no eran muy satisfactorios los comentarios sobre la situación venezolana. Se convino en que Maduro pronunciara el discurso sobre Fidel que tendría lugar el día siguiente en la Plaza de la Revolución. Como era de esperar el caudillo cubano se prodigó en elogios y alabanzas sobre las tareas revolucionarias que supuestamente adelanta Maduro en Venezuela.

Noticias relacionadas

El “regalo” que una generación de jóvenes pide a la política
Mundo · Filippo Campiotti
Esta carta se publicó originalmente en Il Sussidiario el 23 de marzo. Es la carta de un joven ingeniero que propone una nueva forma de hacer política. Aunque se refiere a la política italiana, lo que dice es muy pertinente también para la política española....
6 abril 2021 | Me gusta 3
El realismo de la fraternidad
Mundo · Michele Brignone
La visita del Papa a Iraq ha sido una inyección de esperanza para una población probada durante décadas de guerra. Frente a los males del país, Francisco ha señalado el camino del desarme de los corazones...
24 marzo 2021 | Me gusta 3
El Papa y el islam. Tres pilares de un magisterio
Mundo · Andrea Tornielli
Un hilo conductor une los discursos de Bakú, El Cairo y Ur, señalando la necesidad de una auténtica religiosidad para adorar a Dios y amar a los hermanos, y de un compromiso concreto por la justicia y la paz...
21 marzo 2021 | Me gusta 2
Hablarse de corazón a corazón
Mundo · Giovanna Parravicini
La historia favorece un tiempo nuevo, sobre todo en el diálogo interreligioso. Un tiempo de encuentros donde se puede hablar de corazón a corazón...
5 marzo 2021 | Me gusta 3