La escuela no se puede reducir sólo al aprendizaje

Mundo · Giorgio Vittadini
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 0
16 marzo 2008
Hace unos días, en Bolonia, se volvieron a ver una vez más los posibles frutos de un sistema escolar basado en la libertad de educación. Con la presencia de las principales autoridades políticas, empresariales y educativas locales, además de un nutrido grupo de estudiantes procedente de diversos institutos superiores, se inauguró un innovador laboratorio de física que lleva por nombre "Fisica in moto".

Es un verdadero "puente" que une la escuela y la empresa, dedicado a todos los estudiantes de las escuelas medias y superiores, italianas y europeas, nacido de la estrecha colaboración entre la Fondazione Ducati y el Liceo Malpighi de Bolonia, una escuela concertada. Cuenta con cerca de 10.000 plazas anuales, por lo que se integra perfectamente en los programas ministeriales y didácticos de los institutos medios y superiores italianos, y su uso es gratuito para todas las escuelas. Hasta aquí, nada que ver con el tópico que define la escuela libre como un lugar que educa en el oscurantismo ideológico.

También son interesantes las motivaciones que han generado este proyecto. Según palabras de sus responsables, en alusión implícita a los que conciben la escuela, sobre todo la técnica, como una mera instrucción, los verdaderos protagonistas, antes que la mecánica o la física, son las personas que se apasionan por lo que tienen delante. Su estupor les lanza a leer los signos de la realidad como el lugar en el que redescubrir el recorrido de la razón de los grandes genios que, a partir de la observación de la realidad, llegaron a desarrollar las leyes de la ciencia tal como hoy las conocemos.

Se trata de ofrecer los instrumentos adecuados para que este método virtuoso les lleve al conocimiento de las disciplinas. Se trata pues de ayudar a percibir un significado más profundo en toda la realidad, sin el cual el estupor inicial queda eliminado. Es esto lo que está sucediendo en Bolonia con "Fisica in moto", como también sucede allí donde hay uno que, ya sea leyendo una poesía o trabajando en una fábrica, haciendo cualquier cosa, se pregunta el porqué de todo, y ahí empieza ya a conocer y a aprender.

 

Noticias relacionadas

Los hombres que odiaban su tiempo
Mundo · GONZALO MATEOS
Se equivocan porque no miran la realidad, la que es, la que sucede. Sólo imponen su persona y su ideología. Porque lo que convoca atracción, lo que une, es la realidad, no nuestro poder o nuestras ideas personales....
17 mayo 2024 | Me gusta 3
Elecciones europeas: habitar nuestro tiempo
Mundo · Emilia Guanieri
Guarnieri, la que fue durante muchos años presidente del Meeting de Rimini, recurre a la propuesta contenida en el libro "Abitare il Nostro Tempo" (de Julián carrón, Charles Taylor y Rowan Willians) para afrontar el reto que provoca el “cansancio” de la política....
14 mayo 2024 | Me gusta 1
Israel no puede conseguir más en Gaza
Mundo · P. D.
La presión internacional se ha limitado hasta ahora a pedir que entrara la ayuda, en lugar de ampliarse para abarcar cuestiones como la reconstrucción y permitir que la población reanudara su vida....
7 mayo 2024 | Me gusta 0
Una esperanza humilde
Mundo · Luis Ruíz del Árbol
Sólo la radical pobreza de los que únicamente atesoran una esperanza humilde, que nace de la memoria de quienes nos aman, es capaz de reconocer que la vida, bajo cualquier circunstancia, siempre reclama más vida....
6 mayo 2024 | Me gusta 2