La escuela no se puede reducir sólo al aprendizaje

Mundo · Giorgio Vittadini
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 0
16 marzo 2008
Hace unos días, en Bolonia, se volvieron a ver una vez más los posibles frutos de un sistema escolar basado en la libertad de educación. Con la presencia de las principales autoridades políticas, empresariales y educativas locales, además de un nutrido grupo de estudiantes procedente de diversos institutos superiores, se inauguró un innovador laboratorio de física que lleva por nombre "Fisica in moto".

Es un verdadero "puente" que une la escuela y la empresa, dedicado a todos los estudiantes de las escuelas medias y superiores, italianas y europeas, nacido de la estrecha colaboración entre la Fondazione Ducati y el Liceo Malpighi de Bolonia, una escuela concertada. Cuenta con cerca de 10.000 plazas anuales, por lo que se integra perfectamente en los programas ministeriales y didácticos de los institutos medios y superiores italianos, y su uso es gratuito para todas las escuelas. Hasta aquí, nada que ver con el tópico que define la escuela libre como un lugar que educa en el oscurantismo ideológico.

También son interesantes las motivaciones que han generado este proyecto. Según palabras de sus responsables, en alusión implícita a los que conciben la escuela, sobre todo la técnica, como una mera instrucción, los verdaderos protagonistas, antes que la mecánica o la física, son las personas que se apasionan por lo que tienen delante. Su estupor les lanza a leer los signos de la realidad como el lugar en el que redescubrir el recorrido de la razón de los grandes genios que, a partir de la observación de la realidad, llegaron a desarrollar las leyes de la ciencia tal como hoy las conocemos.

Se trata de ofrecer los instrumentos adecuados para que este método virtuoso les lleve al conocimiento de las disciplinas. Se trata pues de ayudar a percibir un significado más profundo en toda la realidad, sin el cual el estupor inicial queda eliminado. Es esto lo que está sucediendo en Bolonia con "Fisica in moto", como también sucede allí donde hay uno que, ya sea leyendo una poesía o trabajando en una fábrica, haciendo cualquier cosa, se pregunta el porqué de todo, y ahí empieza ya a conocer y a aprender.

 

Noticias relacionadas

El “regalo” que una generación de jóvenes pide a la política
Mundo · Filippo Campiotti
Esta carta se publicó originalmente en Il Sussidiario el 23 de marzo. Es la carta de un joven ingeniero que propone una nueva forma de hacer política. Aunque se refiere a la política italiana, lo que dice es muy pertinente también para la política española....
6 abril 2021 | Me gusta 3
El realismo de la fraternidad
Mundo · Michele Brignone
La visita del Papa a Iraq ha sido una inyección de esperanza para una población probada durante décadas de guerra. Frente a los males del país, Francisco ha señalado el camino del desarme de los corazones...
24 marzo 2021 | Me gusta 3
El Papa y el islam. Tres pilares de un magisterio
Mundo · Andrea Tornielli
Un hilo conductor une los discursos de Bakú, El Cairo y Ur, señalando la necesidad de una auténtica religiosidad para adorar a Dios y amar a los hermanos, y de un compromiso concreto por la justicia y la paz...
21 marzo 2021 | Me gusta 2
Hablarse de corazón a corazón
Mundo · Giovanna Parravicini
La historia favorece un tiempo nuevo, sobre todo en el diálogo interreligioso. Un tiempo de encuentros donde se puede hablar de corazón a corazón...
5 marzo 2021 | Me gusta 3